Publicado 24/08/2020 14:11:16 +02:00CET

AMP2.- Filipinas.- Aumenta a 14 muertos y 75 heridos el balance por el doble atentado en el sur de Filipinas

Las autoridades sospechan que sería obra del grupo terrorista Abú Sayyaf

MANILA, 24 Ago. (DPA/EP) -

Al menos 14 personas han muerto y otras 75 han resultado herida en un doble atentado atribuido a milicianos islamistas ocurrida en Jolo, en el sur de Filipinas, según el último balance ofrecido por las autoridades.

La primera explosión se ha producido hacia mediodía delante de una plaza pública en la principal arteria de Jolo, en la provincia de Sulu, según un informe militar. "La investigación preliminar revela que la explosión procedió de (...) una moto cargada (con un artefacto explosivo)", ha precisado el documento.

La segunda explosión ha tenido lugar alrededor de una hora después delante de un banco situado a unos 100 metros, donde soldados y policías habían establecido un cordón policial, ha explicado el portavoz del Ejército, teniente coronel Ronaldo Mateo.

"Una terrorista suicida se ha inmolado cuando un soldado ha impedido que entrara en la zona acordonada", ha relatado a la emisora de radio DZMM.

En total, en el doble atentado han muerto siete soldados, seis civiles y un policía, mientras que otras 75 personas han resultado heridas, según la oficina de información del gobierno provincial de Sulu.

Los ataques habrían sido organizados por Mundi Sawadjaan, un experto en bombas del grupo terrorista Abú Sayyaf, ha apuntado el teniente general Corleto Vinluan, un comandante militar regional.

Sawadjaan estaba bajo vigilancia del Ejército desde mayo, pero la operación se vio interrumpida tras la muerte de cuatro soldados que le perseguían abatidos por policías en Jolo, ha precisado Vinluan. Se trata del mismo terrorista detrás del atentado contra la catedral católica de Jolo ocurrido en enero de 2019, en el que murieron más de 20 personas, y contra una base militar en junio de ese año en el que murieron cinco.

Sulu es un bastión del grupo terrorista Abú Sayyaf, conocido por sus secuestros a cambio de rescate y sus decapitaciones y que ha jurado lealtad a Estado Islámico. La explosión se ha producido más de una semana después de que un alto cargo del grupo fuera entregado a la Policía tras buscar la ayuda de un líder musulmán para conseguir atención médica para una herida sufrida el año pasado.

Anduljihad Susukan dirigió a los milicianos de Abú Sayyaf que tomaron rehenes en el estado malasio de Sabá, en la isla de Borneo, incluido un ciudadano malasio decapitado en 2015. También ayudó a financiar el secuestro de dos canadienses de un resort en el sur de Filipinas ese mismo año. Ambos fueron decapitados por separado en abril y junio de 2016.

El portavoz presidencial, Harry Roque, ha condenado los atentados, asegurando a la población que las fuerzas de seguridad localizarán a los sospechosos. "Pedimos a los residentes de Jolo que se mantengan vigilantes e informen de personas sospechosas u objetos sin atender en sus zonas", ha afirmado.