Publicado 03/06/2021 06:29CET

AMP2.- Israel.- Lapid consigue formar gobierno en Israel y pone fin a la era de Netanyahu

Naftali Bennett, del partido Yamina, junto al líder del partido centrista Yesh Atid, Yair Lapid
Naftali Bennett, del partido Yamina, junto al líder del partido centrista Yesh Atid, Yair Lapid - URIEL SINAI/GETTY IMAGES

MADRID, 3 Jun. (EUROPA PRESS) -

El líder del centrista Yesh Atid, Yair Lapid, ha conseguido poco antes de la hora límite de la medianoche formar gobierno en Israel, poniendo así fin a la era del primer ministro, Benjamin Netanyahu, en el cargo durante los últimos doce años.

Lapid ha logrado alcanzar un acuerdo con el líder del derechista Yamina, Naftali Bennett, quien será el primer ministro durante los próximos dos años, momento en el que será reemplazado por el dirigente de Yesh Atid, como parte del acuerdo alcanzado. El acuerdo se ha cerrado también gracias a la rúbrica del presidente de la Lista Árabe Unida, Mansur Abbas.

"Les doy mi palabra de que este gobierno trabajará al servicio de todos los ciudadanos de Israel, los que lo votaron y los que no. Respetará a sus oponentes y hará todo lo posible para unificar y unir a todas las partes de la sociedad israelí", ha informado Lapid formalmente al presidente saliente, Reuven Rivlin.

El todavía presidente de Israel hasta el 9 de junio ha felicitado a través de Twitter a Lapid y al resto de líderes presentes en el acuerdo por el pacto alcanzado para formar gobierno y se ha mostrado confiado en que la Knesset, el Parlamento israelí, "se reúna lo antes posible para que el gobierno sea ratificado como lo requiere la ley".

Momentos antes, la prensa israelí adelantó que se había logrado alcanzar un pacto publicando una fotografía de los tres líderes firmando el acuerdo que finalmente sacará a Netanyahu del cargo.

"La decisión fue difícil y hubo varias disputas, pero era importante llegar a acuerdos", ha dicho Abbas, quien ha fijado varias condiciones para rubricar el documento, entre ellas no derogar la ley Kaminitz, una legislación con la que se aumentan los mecanismos legales contra las construcciones ilegales, aunque no se aplicará hasta después 2024, y la detención durante los próximos meses de edificios en Negev, en el sur del país.

La coalición estará formada finalmente por una variopinta amalgaba de partidos, como Azul y Blanco, el Partido Laborista, Israel Beiteinu, Meretz, y Nueva Esperanza, con quien ha acordado repartir el cargo del fiscal general, legalizar el uso del cannabis y evitar la construcción palestina en el Área C de Cisjordania, controlada ahora por Israel. A su vez recibirá las carteras de Justicia, Educación, Construcción y Comunicaciones.

REACCIONES EN ISRAEL

"Esta es una noche de gran esperanza. Felicito a mis socios en el bloque del cambio y le deseo un gran éxito al Estado de Israel", ha escrito en Twitter el ministro de Defensa de Israel, Benny Gantz, quien podría mantener su cargo en el próximo gobierno. El mensaje ha sido lanzado acompañado de una foto en un avión con el que se dirige a Estados Unidos.

"Voy ahora a Estados Unidos para una reunión muy breve e importante. Estoy convencido de que podré abordar las necesidades de seguridad de Israel allí, y que finalmente podremos formar un gobierno de cambio que trabajará por la unidad y curación de la sociedad israelí", ha dicho.

Asimismo, el exministro de Defensa de Israel, Moshe Yaalon, ha felicitado a "los líderes de la coalición del cambio". "Felicitaciones a Lapid, Bennett y otros líderes por completar esta importante etapa para poner al país de nuevo en su camino", ha dicho en su cuenta de Twitter.

Otros líderes de la coalición como Nitzan Horowitz del partido Meretz ha dicho en las redes sociales "felicitaciones a todos nuestros socios en la nueva coalición". "¡Al gobierno que está en camino!", ha exclamado.

Por contra, líderes de partidos de extrema derecha como Itamar Ben Gvir o Bezalel Smotrich, de Sionismo Religioso, han criticado la coalición así como Miki Zohar, de Likud, ha expresado su decepción y ha instado a la líder de Yamina, a la número dos, Ayelet Shaked, y a Gideon Saar, de Nueva Esperanza, a sentir vergüenza. "La izquierda celebra, pero este es un día muy triste para el Estado de Israel", ha dicho Zohar en su cuenta de Twitter.

Contador