Publicado 18/11/2019 20:52:36 +01:00CET

AMP2.- Libia.- Diez civiles muertos y 35 heridos por un bombardeo contra una fábrica en el sur de Trípoli

La ONU avisa de que este ataque, ya sea "deliberado o indiscriminado", podría constituir un crimen de guerra

TRÍPOLI, 18 Nov. (DPA/EP) -

Al menos diez civiles han muerto y otros 35 han resultado heridos a causa del bombardeo efectuado este lunes contra una fábrica situada en el sur de la capital de Libia, Trípoli, según ha informado el portavoz de los servicios de emergencias, Osama Alí, a DPA.

De acuerdo con las informaciones recogidas por el diario local 'The Libya Observer', el ataque se ha llevado a cabo con un 'drone' y ha alcanzado una fábrica de galletas ubicada en el distrito de Uadi Rabea.

El Ministerio de Sanidad había informado sobre siete muertos, detallando que entre ellos hay cinco trabajadores extranjeros, si bien advirtió de que el balance de víctimas mortales podía aumentar. El portavoz ministerial, Amin al Hashemi, ha precisado que entre los heridos hay nacionales de Egipto, Nigeria y Bangladesh.

Alí ha denunciado que los equipos de emergencias han tenido que cesar temporalmente las operaciones porque "aún hay aviones sobrevolando la zona", lo que hace temer un nuevo ataque. Las tareas se reanudarán en cuanto el lugar sea seguro, ha afirmado.

El enviado especial de la ONU para Libia, Ghasán Salamé, ha advertido desde el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas de que este ataque podría constituir un crimen de guerra, "independientemente de si ha sido deliberado o indiscriminado". La ONU está trabajando ya para verificar los hechos, ha avisado.

Además, Salamé ha alertado sobre las consecuencias de la "injerencia extranjera" en el conflicto libio. Un informe confidencial de la ONU al que tuvo acceso DPA el mes pasado indica que Turquía, Jordania y Emiratos Árabes Unidos han violado "flagrantemente" el embargo de armas.

'VOLCÁN DE IRA'

La 'Operación Volcán de Ira', lanzada por el gobierno de unidad en respuesta a la ofensiva del mariscal de campo Jalifa Haftar contra la capital, ha achacado el suceso a las fuerzas leales a las autoridades del este del país.

En Libia existen en estos momentos dos gobiernos paralelos, uno asentado en Trípoli y reconocido por la comunidad internacional y otro con base en el este del país, respaldado por países como Egipto y Emiratos Árabes Unidos (EAU).

Haftar lanzó su ofensiva en abril, durante una visita al país del secretario general de la ONU, António Guterres, y diez días antes del inicio de una conferencia nacional que estaba en el centro del proceso de paz impulsado por Salamé.

Desde entonces, el Consejo de Seguridad de la ONU no ha logrado acordar ningún comunicado o resolución sobre la campaña, que se ha saldado hasta ahora con cientos de civiles muertos y heridos y más de 120.000 desplazados.