Publicado 27/07/2020 19:01CET

AMP2.- O.Próximo.- Israel asegura haber frustrado un intento de infiltración por parte de Hezbolá desde Líbano

AMP2.- O.Próximo.- Israel asegura haber frustrado un intento de infiltración por
AMP2.- O.Próximo.- Israel asegura haber frustrado un intento de infiltración por - Haim Zach/GPO/dpa - Archivo

Hezbolá rechaza las acusaciones y niega haber llevado a cabo operaciones en la zona

MADRID, 27 Jul. (EUROPA PRESS) -

El Ejército de Israel ha denunciado que milicianos de Hezbolá han intentando entrar este lunes en territorio israelí a través de la frontera con Líbano, si bien ha asegurado que las fuerzas israelíes se lo han impedido.

"Hemos impedido un intento de infiltración por parte de un escuadrón terrorista de Hezbolá en el norte de Líbano", ha señalado el Ejército israelí a través de su cuenta en la red social Twitter.

Así, ha resaltado que el incidente se ha saldado sin heridos entre las tropas israelíes. "Seguimos preparados para defender la frontera de Israel ante cualquier amenaza del enemigo", ha recalcado.

Horas antes, el portavoz de las Fuerzas de Seguridad de Israel (FDI), el general Hiadi Zilberman, había informado de que una célula de Hezbolá formada por unos tres o cuatro milicianos había llegado a cruzar este lunes la Línea Azul llegando a adentrarse varios metros en territorio israelí.

De acuerdo con Zilberman, los militares israelíes se dieron cuenta y dispararon contra los intrusos, que regresaron al lado libanés sin responder a los disparos de las FDI.

Sin embargo, medios libaneses han informado de que Hezbolá ha llegado a lanzar misiles contra un vehículo de las FDI, algo que el portavoz israelí ha negado. En cualquier caso, hay informaciones sobre un intercambio de disparos, según señala 'The Jerusalem Post'.

Durante este "incidente de seguridad", las FDI pidieron "a los residentes israelíes en la Línea Azul que se queden en sus casas y eviten cualquier actividad al aire libre", indicando que "las carreteras de la zona están cerradas". Poco después, el Ejército ha anunciado a los vecinos de la frontera que pueden "volver a la normalidad".

Por contra, el partido-milicia chií, apoyado por Irán, ha rechazado las acusaciones de Israel y ha resaltado en un comunicado que "no ha habido un enfrentamiento ni un tiroteo". "Sólo ha habido una parte, que tiene miedo, está ansiosa y es un tenso enemigo", ha manifestado.

Hezbolá ha negado así haber intentado llevar a cabo un intento de infiltración en la zona y ha negado haber sufrido bajas en el incidente, que ha tildado de "un intento de inventar victorias falsas", tal y como ha recogido la cadena de televisión libanesa Al Manar, vinculada al grupo.

"Nuestra respuesta al martirio de Alí Kamel Mohsen, muerto por la agresión sionista en los alrededores del aeropuerto de Damasco, llegará. Los sionistas sólo tienen que esperar al castigo por sus crímenes", ha resaltado el partido-milicia.

Por último, ha señalado de que los disparos de artillería realizados por Israel han impactado contra una vivienda civil en la aldea de Al Hibariye y ha advertido que este suceso "no quedará sin respuesta".

AUMENTO DE LAS TENSIONES

Este hecho se enmarca en la escalada de tensión que comenzó la semana pasada por una serie de incidentes en los Altos del Golán sirios, entre ellos la muerte de un miembro de Hezbolá que el partido-milicia libanés atribuyó a un ataque con dron por parte de Israel.

"Tenemos unos días difíciles por delante", ha asumido Zilberman. El Ejército israelí anunció recientemente que reforzaba el despliegue de seguridad en la zona fronteriza con el envío de refuerzos, ante un posible ataque de Hezbolá en respuesta al bombardeo.

Horas antes, el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, que ha abandonado la sesión parlamentaria junto a su ministro de Defensa, Benny Gantz, para seguir los sucesos en la frontera, ha advertido de que no permitirá ataques a Israel desde Siria o Líbano. Ambos darán una rueda de prensa en las próximas horas.

"Nuestra política es clara. Primero, no permitiremos que Irán se atrinchere militarmente en nuestra frontera con Siria (...). Segundo, Líbano y Hezbolá tendrán que asumir la responsabilidad de cualquier ataque contra nosotros que emane de territorio libanés", ha dicho durante una reunión de su partido político, el Likud, desde la Knesset.

Por su parte, la Fuerza Provisional de Naciones Unidas para Líbano (UNIFIL) ha urgido a las partes a ejercer la máxima contención en la frontera. "El general Stefano del Col está en contacto con las dos partes para evaluar la situación y reducir la tensión", ha dicho el portavoz de la misión de la ONU, Andrea Tenenti a DPA.

El incidente ha tenido lugar en la zona de las granjas de Shebaa, situadas en el norte de los Altos del Golám y materia de controversia y de disputas entre Israel, Líbano y Siria en torno a su soberanía. Tanto Líbano como Siria las consideran como territorio ocupado y exigen la retirada israelí del área.