Publicado 17/12/2021 12:16CET

AMP2.- O.Próximo.- Al menos un muerto y dos heridos en un tiroteo en un asentamiento en Cisjordania

MADRID, 17 Dic. (EUROPA PRESS) -

Un hombre israelí ha muerto y otros dos han resultado heridos esta noche en un tiroteo en el asentamiento de Homesh, situado en los alrededores de la ciudad cisjordana de Nablús (norte), según han confirmado las autoridades.

"Una investigación preliminar ha revelado que se trató de un tiroteo contra un vehículo en el que la gente se estaba asentando cerca de un puesto de avanzada en el área de Samaria. Los heridos reciben tratamiento médico 'in situ'", ha informado el Ejército israelí en las redes sociales.

La víctima mortal, Yehudah Dimentman, de 25 años, iba acompañada por otras dos personas que han resultado heridas al recibir disparos --un total de diez-- en su coche cuando salían de Homesh, un asentamiento abandonado como parte de un desalojo en 2005.

"El coche fue alcanzado por una emboscada desde el costado de la carretera", ha dicho el comandante de la División de Judea y Samaria de las Fuerzas Armadas israelíes, el general Avi Bluth, tal y como ha recogido el periódico 'The Times of Israel'.

Las otras dos víctimas, con heridas leves por los cristales rotos, han sido trasladadas en ambulancia al Centro Médico Meir en Kfar Saba, según el servicio de ambulancias Magen David Adom. Por el momento ningún grupo ha reclamado la autoría del ataque.

El primer ministro de Israel, Naftali Bennett, ha publicado un mensaje de pésame a la familia en las redes sociales: "Envío mis más sentidas condolencias a la familia de la persona que murió en el horrible ataque que ha tenido lugar esta noche en Judea y Samaria, y deseo una pronta recuperación a los heridos". Asimismo, Bennet ha asegurado que "pronto pondrán en sus manos a los terroristas".

El mismo gesto ha tenido el ministro de Defensa israelí, Benny Gantz, quién, además de dar el pésame a la familia, ha asegurado que se va a aumentar la vigilancia en la zona de Judea y Samaria "para frustrar el terrorismo y enfrentar a los grupos terroristas en el área".

Por su parte, el Movimiento de Resistencia Islámica (Hamás) ha aplaudido la "heroica operación" contra "soldados y colonos asesinos" y ha dicho que "representa una extensión de la revolución del pueblo palestino", según ha informado el diario palestino 'Filastin'.

El portavoz de Hamás, Hazem Qasem, ha resaltado que la operación "demuestra de nuevo que el heroico pueblo palestino en Cisjordania continuará su lucha legítima hasta que el ocupante sea expulsado de todas las tierras palestina".

En esta línea, el portavoz de la rama de Yihad Islámica en Cisjordania, Tariq Izeldín, ha manifestado que el ataque "fue llevado a cabo por heroicos combatientes de la resistencia" y ha recalcado que "es una respuesta natural a los crímenes de los soldados y colonos ocupantes".

Hani al Zauabta, un alto cargo del Frente Popular para la Liberación de Palestina (FPLP) ha señalado que el suceso "es una muestra" de que los palestinos "no se rendirán ante la ocupación". "El mensaje a las ciudades cisjordanas es que haremos frente a la ocupación con el lenguaje de las balas", ha zanjado.

El "ataque terrorista" ha sido condenado "firmemente" por el portavoz del Departamento de Estado estadounidense, Ned Price. "Nuestros pensamientos están con las víctimas de este ataque y sus familias", ha dicho a través de su cuenta en la red social Twitter.

FUNERAL Y AGRESIONES

Horas después, cientos de personas se han concentrado en Homesh para participar en el funeral de Dimentman, que cuenta con un gran despliegue de las fuerzas de seguridad israelíes, que continúan además la búsqueda de los responsables del asesinato.

El director de la yeshiva en la que estudiaba el fallecido, el rabino Elishama Cohen, ha descrito a Dimentman como "un soldado de la Torá". "Homesh dirá alto y claro que este lugar es totalmente nuestro", ha manifestado durante sus declaraciones.

El Ejército ha desplegado tres batallones de infantería adicionales en Cisjordania junto a fuerzas especiales y unidades de las fuerzas especiales en el marco de las operaciones para intentar detener a los asaltantes, que no han sido identificados.

Según las informaciones recogidas por la agencia palestina de noticias WAFA, al menos tres palestinos han sido detenidos en la localidad cisjordana de Burqa, situada en los alrededores de Nablús, sin que las autoridades israelíes se hayan pronunciado al respecto.

Por otra parte, varios palestinos han resultado heridos en ataques por parte de colonos en la aldea de Qaryut, al sur de Nablús, según el activista Ghasán Daghlas, que supervisa las actividades israelíes en los asentamientos en el norte de Cisjordania.

Daghlas ha destacado que los agresores intentaron además secuestrar a un palestino, si bien un grupo de residentes pudo evitarlo tras lograr que los asaltantes se dieran a la fuga. Las autoridades israelíes no se han pronunciado sobre estos incidentes.

El ministro de Exteriores israelí, Yair Lapid, afirmó recientemente que la violencia extremista es "una mancha para Israel", ante un aumento sustancial durante este año de los ataques por parte de israelíes extremistas contra palestinos en Cisjordania y Jerusalén Este.