Publicado 23/11/2020 14:28CET

AMP2.- O.Próximo.- La prensa israelí dice que Netanyahu viajó en secreto a Arabia Saudí pero Riad lo desmiente

HANDOUT - 19 November 2020, Israel, Jerusalem: Israeli Prime Minister Benjamin Netanyahu (R) speaks with US Secretary of State Mike Pompeo during their meeting at the King David Hotel. Photo: Amos Ben Gershom/GPO/dpa - ATTENTION: editorial use only and on
HANDOUT - 19 November 2020, Israel, Jerusalem: Israeli Prime Minister Benjamin Netanyahu (R) speaks with US Secretary of State Mike Pompeo during their meeting at the King David Hotel. Photo: Amos Ben Gershom/GPO/dpa - ATTENTION: editorial use only and on - Amos Ben Gershom/GPO/dpa

MADRID, 23 Nov. (EUROPA PRESS) -

El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, viajó en secreto este domingo a Arabia Saudí para reunirse con el príncipe heredero del país, Mohamed bin Salmán, en medio de las especulaciones de que el reino podría seguir los pasos de Bahréin, Emiratos Árabes Unidos (EAU) y Sudán y firmar un acuerdo de paz con Israel, según ha informado la prensa israelí, si bien Riad ha desmentido la información.

Netanyahu habría viajado acompañado del jefe del Mossad, Yossi Cohen, y en el encuentro también habría participado el secretario de Estado norteamericano, Mike Pompeo, según las fuentes israelíes citadas por el diario 'Haaretz', que ha dado la primicia del viaje.

Sin embargo, en declaraciones a Al Arabiya, el ministro de Exteriores saudí, el príncipe Faisal bin Farhan al Saud, ha negado que el viaje se produjera. "Recibí y despedí al secretario de Estado Pompeo en el aeropuerto en NEOM y asistí a la reunión con el príncipe heredero. No hubo ningún israelí presente", ha recalcado. Previamente, dos asesores gubernamentales saudíes habían confirmado la cita a 'The Wall Street Journal'.

Aunque por ahora no hay confirmación oficial israelí del histórico viaje, un asesor de Netanyahu ha venido a ratificar la información con un mensaje publicado en su Twitter. "Gantz está jugando a la política mientras Netanyahu está haciendo la paz", ha escrito Topaz Luk en la citada red social.

Con ello, el asesor se refiere al anuncio el domingo por parte del ministro de Defensa, Benny Gantz, de una comisión gubernamental para investigar la supuesta corrupción en la compra de submarinos a Alemania, que afectaría al primer ministro.

Por su parte, el ministro de Educación, Yoav Galant, ha tachado de "logro increíble" las conversaciones. "El mero hecho de que la reunión se produjera y que fuera anunciado públicamente, aunque de forma semi oficial por ahora, es una cuestión de gran importancia", ha defendido.

Según el 'Yedioth Ahronot', ni Gantz ni el ministro de Exteriores, Gabi Ashkenazi, miembros ambos de Azul y Blanco, el socio de coalición del Likud de Netanyahu, fueron informados de antemano del viaje pese a que el mismo domingo habían coincidido en un acto en memoria de David Ben-Gurion. El primer ministro tampoco les informó antes de anunciar los acuerdos de paz con Bahréin y EAU.

Netanyahu permaneció unas cuatro horas en suelo saudí y el encuentro tuvo lugar en NEOM, en la costa del mar Rojo. Ambos partieron a las 19.50 horas en un avión privado desde el aeropuerto de Tel Aviv y aterrizaron a las 20.30 horas para regresar a Israel después de medianoche. Según el medio estatal Kan, el primer ministro viajó en el avión del empresario Ehud Angel, el mismo que empleó para su viaje secreto a Omán en mayo de 2019.

HABLARON DE IRÁN Y BIDEN

De acuerdo con este mismo medio, las conversaciones se centraron en Irán, enemigo común de Israel y Arabia Saudí, y la futura administración de Joe Biden en Estados Unidos. Horas antes, Netanyahu había pedido a Biden que Estados Unidos no retorne al acuerdo nuclear con Teherán, que abandonó en 2018. "No puede haber marcha atrás hacia el acuerdo nuclear anterior", sostuvo.

Por su parte, 'Yedioth Ahronot' ha indicado que fuentes israelíes y saudíes han confirmado el encuentro, meticulosamente planeado, durante el que no se acordó la normalización de las relaciones aunque el acuerdo podría materializarse en el futuro.

En las últimas semanas se ha venido especulando con que Arabia Saudí podría seguir los pasos de Bahréin y EAU, al igual que Sudán, y firmar un acuerdo de paz con Israel. El presidente estadounidense, Donald Trump, que ha mediado en la consecución de dichos acuerdos ha dicho en varias ocasiones que pronto habrá otros países musulmanes que sellen la paz con los israelíes, citando expresamente a Arabia Saudí.

Según han venido informando distintos medios, el príncipe Mohamed sería partidario de firmar el acuerdo de paz pero su padre, el rey Salmán, no estaría a favor por el momento de dar ese paso.

Este mismo domingo, el ministro de Exteriores saudí sostuvo que el reino "ha apoyado la normalización con Israel durante mucho tiempo, pero debe ocurrir primero una cosa muy importante: un acuerdo de paz completo y permanente entre israelíes y palestinos".

Las reacciones al viaje, el primero de un alto cargo israelí al reino con el que no mantiene relaciones diplomáticas, no han tardado en llegar. En declaraciones a 'The Jerusalem Post', el portavoz de Hamás, Sami abú Zuhri, ha tildado de "peligroso" el encuentro y ha pedido a Arabia Saudí que "aclare qué ocurrió, porque esto representa un insulto a la nación y el derroche de los derechos palestinos".