Publicado 05/10/2021 06:40CET

AMP2.- Perú.- Alberto Fujimori se encuentra estable tras una intervención quirúrgica cardíaca

MADRID, 5 Oct. (EUROPA PRESS) -

El expresidente peruano Alberto Fujimori se encuentra estable y en recuperación tras haber sido sometido este lunes a una intervención quirúrgica cardíaca en la Clínica San Isidro de Lima debido a una obstrucción arterial.

Su hija, la excandidata a la Presidencia del país andino por Fuerza Popular Keiko Fujimori, ha informado desde las inmediaciones del centro hospitalario que en la operación, que ha durado unos 40 minutos, se le ha realizado al exmandatario un cateterismo cardíaco y se la ha colocado una prótesis coronaria, según recoge la emisora peruana RPP.

"La parte más importante, más allá del cateterismo, ha sido la colocación de este stent que lo que ha hecho es abrir la arteria que se encontraba obstruyendo en un 70 por ciento", ha precisado la hija del expresidente peruano.

Por su parte, el congresista por Fuerza Popular y médico de cabecera de Fujimori, Alejandro Aguinaga, ha explicado que el exmandatario está estable tras la intervención de emergencia.

Aguinaga ha avanzado que el exmandatario tendrá que permanecer cerca de 24 horas en el centro hospitalario, a donde fue trasladado desde la clínica Centenario Peruano Japonesa.

El Instituto Nacional Penitenciario (Inpe) informó previamente este lunes que el expresidente necesitaba un procedimiento invasivo cardíaco, por lo que se procedía a su traslado de acuerdo con la cobertura de su seguro particular y para ocupar una cama de unidad de cuidados intensivos (UCI).

"El estado de mi padre es delicado. Su problema en el corazón se ha agudizado. Por ese motivo fui a la clínica hoy para dar mi consentimiento para otro tipo de medidas. Él ya dio el suyo también", indicó antes de la operación Keiko Fujimori.

Fujimori fue trasladado el pasado 2 de octubre a una clínica de Lima por un problema de saturación de oxígeno. El exmandatario sufre de manera regular problemas de salud.

Fue extraditado desde Chile en 2007 para ser juzgado por delitos de lesa humanidad por las masacres de Barrios Altos y La Cantuta, en las que fueron asesinadas una veintena de personas, por los que cumple actualmente una condena de 25 años.

El Gobierno peruano ha anunciado que solicitará a las autoridades de Chile una nueva ampliación de la extradición para que pueda ser juzgado por otros seis delitos más, entre ellos los de homicidio y secuestro.

Fujimori también está a la espera de conocer si finalmente también es procesado por la esterilización forzosa de casi 350.000 mujeres y 25.000 hombres de diferentes comunidades indígenas durante su gobierno entre los años 1990 y 2000.

Contador