Publicado 09/04/2021 19:18CET

AMP2.- R.Unido.- Boris Johnson lamenta la muerte del príncipe Felipe, que "se ganó el afecto de varias generaciones"

El primer ministro reivindica la monarquía como una institución "indiscutiblemente vital" en Reino Unido

El líder laborista le recuerda como un "extraordinario servidor público"

MADRID, 9 Abr. (EUROPA PRESS) -

El primer ministro de Reino Unido, Boris Johnson, ha reaccionado con "gran tristeza" al fallecimiento del príncipe Felipe, marido de la reina Isabel II, del que ha reivindicado no solo su papel personal en la historia del país, gracias al cual "se ganó el afecto de varias generaciones", sino su pertenencia a una institución que el 'premier' considera "indiscutiblemente vital".

Johnson ha comparecido ante Downing Street poco después de que el Palacio de Buckingham anunciase la muerte del duque de Edimburgo, de 99 años. Nunca antes un consorte había estado tanto tiempo al lado de un monarca británico, como ha querido apuntar el primer ministro.

Era, además, "uno de los últimos supervivientes que han servido en la Segunda Guerra Mundial", según Johnson, quien ha recordado los reconocimientos a la "valentía" con que ejerció entonces un hombre nacido en Grecia pero que ha vivido la gran mayor parte de su vida en Reino Unido.

Con su labor, "ayudó a dirigir a la familia real y a la monarquía para que siga siendo una institución indiscutiblemente vital para el equilibrio y la felicidad de nuestra vida nacional", ha añadido.

El premier ha subrayado que el fallecimiento del príncipe Felipe implica no solo la desaparición de "una figura pública muy querida y respetada", sino de "un marido devoto y un orgulloso y amoroso padre, abuelo y, en los últimos años, bisabuelo". En este sentido, ha expresado sus condolencias tanto a la reina como a toda su familia.

Por su parte, el líder del Partido Laborista, Keir Starmer, ha lamentado en un comunicado que "Reino Unido ha perdido a un extraordinario servidor público", que "será recordado sobre todo por su extraordinario compromiso y devoción hacia la reina" Isabel II.

"Durante más de siete décadas, ha estado a su lado. Su matrimonio ha sido un símbolo de fortaleza, estabilidad y esperanza aunque el mundo cambiase a su alrededor", ha señalado, al hablar de una pareja que considera que ha "inspirado a millones" de personas.

En la misma línea, el líder del Partido Liberal Demócrata, Ed Davey, ha aplaudido el "asombroso servicio" que el duque de Edimburgo ha ofrecido al país, también como "consejero tranquilo y firme" de Isabel II --"quizás es su mayor contribución a la historia de nuestro país", ha apostillado--.

Las condolencias también han llegado de otras zonas de Reino Unido, como Escocia, desde donde la ministra principal, Nicola Sturgeon, ha querido enviar en nombre de su Gobierno las condolencias a toda la familia real.

La líder norirlandesa, Arlene Foster, ha reconocido su "servicio activo y dedicado" en favor del país y su "firme apoyo" a Isabel II durante todo su reinado, el más largo de la historia, mientras que la vicepresidenta del Sinn Féin, Michelle O'Neill, ha expresado "como vice primera ministra", su "más sentido pésame" a la monarca y a su familia, así como a todas aquellas personas de "tradición unionista" e "identidad británica" dentro de la comunidad norirlandesa.

El ministro principal de Gibraltar, Fabian Picardo, también ha expresado sus condolencias a la Casa Real británica y ha manifestado que "la tristeza" que supone esta pérdida "se extenderá a todos los territorios de ultramar", así como a "toda la Commonwealth y al resto del mundo".

A nivel local, el alcalde de Londres, el laborista Sadiq Khan, ha expresado su pesar por la muerte de "un hombre extraordinario", que "dedicó su vida al servicio público y a ayudar a los demás".

Por su parte, los duques de Sussex han emitido un "amoroso", pero escueto homenaje a través de su página web, en el que han agradecido "por su servicio" al príncipe Felipe. "Lo extrañaremos mucho", se han limitado a decir el príncipe Enrique y Meghan Markle.

EX PRIMEROS MINISTROS

Los mensajes de condolencias se han sucedido también por parte de antiguos primeros ministros como Theresa May, en cuya opinión Reino Unido y el conjunto de la Commonwealth tiene "una deuda extraordinaria de gratitud hacia el príncipe Felipe por una vida distinguida al servicio de la reina, el país y tantas personas en todo el mundo".

La "dedicación" al país se la ha reconocido también David Cameron, que ha aplaudido el "increíble legado" que deja un hombre que ha representado "una parte enorme de la vida nacional". Cameron ha considerado "un honor y un privilegio" haber podido ver de cerca la labor del príncipe Felpe durante su etapa en Downing Street.

El laborista Gordon Brown ha señalado que "todo el país está apenado", una visión compartida con su compañero Tony Blair, quien ha recordado tanto la importancia del duque de Edimburgo como impulsor de diversas causas como su condición de "firme apoyo" de la reina.

"Es imposible exagerar el papel que el duque de Edimburgo ha desempeñado en una vida de servicio a la monarquía y a Reino Unido", ha aseverado por su parte John Major. "Encarnó el espíritu británico y se mantuvo fiel a sí mismo hasta el final", ha agregado.