Publicado 08/02/2021 18:44CET

AMP2.- Rusia.- Alemania, Polonia y Suecia responden a Moscú con una expulsión coordinada de diplomáticos rusos

Un joven con una bandera de Rusia en una manifestación en Berlín en apoyo al oposito Alexei Navalni.
Un joven con una bandera de Rusia en una manifestación en Berlín en apoyo al oposito Alexei Navalni. - OMER MESSINGER/GETTY IMAGES

Rusia considera "infundada" la expulsión y censura la "injerencia" en sus "asuntos internos"

Moscú expulsa a la primera secretaria de la Embajada de Albania

MADRID, 8 Feb. (EUROPA PRESS) -

Los gobiernos de Alemania, Polonia y Suecia han anunciado este lunes la expulsión de miembros de la Embajada rusa en sus respectivos países, en respuesta a la expulsión el viernes de otros tres diplomáticos --uno alemán, uno polaco y otro sueco-- por parte de Moscú.

En un comunicado, el Ministerio de Exteriores alemán ha detallado que ha declarado a un miembro de la legación rusa en Alemania "persona non grata", un movimiento que está de conformidad con el Artículo 9 de la Convención de Viena sobre Relaciones Diplomáticas, de 1861.

Además, la cartera de Exteriores germana ha tildado de "injustificada" la expulsión de los diplomáticos alemán, polaco y sueco, antes de incidir en que el miembro de la legación alemana "simplemente ejerció su función (...) de observar los acontecimientos en Rusia por medios ilícitos".

En cuanto a Polonia, el Ministerio de Exteriores ha especificado que la expulsión del diplomático ruso tiene lugar "bajo el principio de reciprocidad" y es un movimiento coordinado con Alemania y Suecia. Del mismo modo, ha hecho hincapié en que la expulsión de su diplomático fue "infundada".

Por otro lado, la ministra sueca de Exteriores, Ann Linde, se ha expresado de la misma manera que sus aliados y ha matizado que la expulsión del diplomático ruso se lleva a cabo como "clara respuesta a la inaceptable decisión" de expulsar del país euroasiático a un diplomático sueco "que sólo estaba cumpliendo con sus deberes".

Por su parte, Rusia ha calificado la expulsión de sus diplomáticos de "infundada" y ha censurado la "injerencia" en sus "asuntos internos".

La portavoz del Ministerio de Exteriores ruso, Maria Zajarova, ha tildado el movimiento de "hostil" y ha señalado que continúa "la misma serie de acciones que Occidente" está llevando a cabo hacia Rusia, "que calificamos como injerencia en los asuntos internos", ha dicho en la cadena de televisión Rossiya, según informa la agencia Sputnik.

El Ministerio de Exteriores ruso confirmó el viernes la expulsión de tres diplomáticos de Alemania, Polonia y Suecia supuestamente por participar en manifestaciones ilegales en apoyo del líder opositor Alexei Navalni.

Las expulsiones se produjeron en medio de la visita del jefe de Política Exterior de la Unión Europea, Josep Borrell, a Moscú, donde lamentó con su homólogo Sergei Lavrov que los lazos entre Europa y Rusia habían caído a nuevos mínimos por el envenenamiento y encarcelamiento de Navalni.

EXPULSADA UNA DIPLOMÁTICA ALBANESA DE LA EMBAJADA EN MOSCÚ

Por otro lado, Rusia ha expulsado a la primera secretaria de la Embajada de Albania en Moscú, Yonida Drogu, en respuesta a una decisión similar tomada por las autoridades albanesas en relación a la delegación diplomática rusa en Tirana, la capital de la nación balcánica.

En un comunicado del Ministerio de Exteriores del que se ha hecho eco la agencia Sputnik, el embajador de Albania, Arben Gazioni ha sido informado de que Drogu ha sido declarada "persona no grata", por lo que deberá abandonar Rusia en un plazo no superior a 72 horas.

La decisión de Exteriores es una respuesta a la decisión de Albania de expulsar del país al primer secretario de la Embajada de Rusia en Tirana, Alexei Krivoshéev, el pasado 21 de enero por, oficialmente, violar las medidas del coronavirus, aunque desde Moscú señalan que ese es "un pretexto completamente inventado".

Rusia considera que la expulsión de Krivoshéev no solo "es una provocación", sino también parte de la campaña de Albania "de ganar puntos políticos" en su objetivo por lograr la aprobación del bloque de la OTAN.