Publicado 19/04/2021 20:37CET

AMP2.- Rusia/R.Checa.- Rusia tilda de "provocativa" y "poco amistosa" la expulsión de diplomáticos rusos de Praga

Archivo - Dimitri Peskov, portavoz de la Presidencia de Rusia
Archivo - Dimitri Peskov, portavoz de la Presidencia de Rusia - Ralf Hirschberger/dpa-Zentralbil - Archivo

Moscú prohíbe a la Embajada checa contratar a ciudadanos rusos

Praga no descarta tomar medidas adicionales contra Rusia

MADRID, 19 Abr. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno de Rusia ha tachado este lunes de "provocativa" y "poco amistosa" la expulsión de 18 diplomáticos rusos vinculados a la Embajada del país euroasiático en la capital de República Checa, Praga, tras señalar a Moscú como responsable de una explosión en un depósito de municiones checo en 2014.

"Estamos categóricamente en contra de tales conclusiones", ha asegurado el portavoz del Kremlin, Dimitri Peskov, que ha subrayado que las consideran "provocativas" y "poco amistosas", ha recogido la agencia de noticias rusa Sputnik.

Por otro lado, la Embajada de República Checa en Moscú, igual que la estadounidense, ya no podrán contratar a ciudadanos rusos, ha trasladado este lunes la portavoz del Ministerio de Exteriores ruso, Maria Zajarova.

"A partir de ahora, ni Estados Unidos ni República Checa tendrán la oportunidad de contratar personal entre los ciudadanos de nuestro país para trabajar en su embajada", ha declarado a la cadena Rossiya 1.

Zajarova ha tildado de "absurdo" el pretexto de Praga para expulsar a los diplomáticos. "Y es un desatino en el mundo de hoy donde tenemos todas las oportunidades para escuchar y verlo todo rápidamente, comprobar y verificar los hechos", ha agregado, lamentando que "lo inventado y fabricado deprisa y corriendo" se utilice como una razón para "activar el mecanismo de destrucción" de las relaciones ruso-checas.

"Vi la declaración del ministro de Exteriores de República Checa que afirmó que Praga no planea revelar a Moscú todos los detalles de la investigación de las explosiones en el almacén", ha continuado, lo que, a su juicio, "es precisamente la prueba de que toda esta historia es una falsificación sucia y horrible".

De forma paralela, ha considerado que la expulsión de los diplomáticos rusos tiene que ver con el "desmantelamiento de los preparativos de un golpe militar en Bielorrusia" y que detrás de la expulsión está Estados Unidos, mientras que República Checa y otros países europeos intentan ocultar sus problemas internos.

Por otra parte, el viceministro de Asuntos Exteriores, Alexander Grushko, ha advertido de un posible "efecto dominó" tras la expulsión en otros países europeos. "Nada se puede descartar, pero a mi parecer, en esa situación los socios de República Checa dentro de la Unión Europea mantendrán el enfoque racional", ha afirmado.

La primera consecuencia concreta de la expulsión de diplomáticos checos de Moscú parece ser la exclusión del consorcio ruso de energía atómica Rosatom de la lista de candidatos para participar en la licitación para construir un nuevo reactor en la central nuclear de Dukovany, un proyecto valorado en 6.000 millones de euros.

"El Gobierno tomó la decisión unánime de que entre los candidatos a participar en la licitación para la finalización de la central nuclear de Dukovany quedan tres empresas: la estadounidense Westinghouse, la francesa EdF y la surcoreana KHNP", ha declarado el ministro de Industria checo, Karel Havlicek.

Rusia respondió a la expulsión de sus diplomáticos con la expulsión de otros 20 checos y calificó la decisión de "acto hostil".

La Policía de República Checa había divulgado a última hora de este sábado las imágenes de dos hombres sospechosos del atentado ocurrido en un depósito de municiones de Vrbetice en 2014, que costó la vida a dos personas, y que barajan varias identidades, entre ellas las de dos individuos a quienes la Policía británica considera como posibles autores del envenenamiento en Reino Unido del exespía ruso Sergei Skripal.

Por su parte, durante la jornada, el ministro interino de Exteriores de República Checa, Jan Hamacek, no ha descartado que Praga y sus aliados expulsen a más diplomáticos rusos. "La respuesta es más fuerte de lo que esperábamos", ha admitido, antes de incidir en que el país se ha convertido en "víctima" de las operaciones rusas.

"Dado lo vigorosa que es la reacción rusa, me reuniré con el primer ministro (Andrej Babis) y discutiremos si la parte checa debe tomar más medidas y cuándo", ha asegurado, sugiriendo que la reacción podría ser, por ejemplo, una reducción en el número de empleados en la Embajada rusa en República Checa, según ha recogido la emisora local Cesky Rozhlas.

Contador