Publicado 26/12/2021 01:34CET

AMP2.- Sudán.- La Policía lanza gas lacrimógeno contra los manifestantes pro democráticos a dos meses del golpe en Sudán

Archivo - Manifestaciones en Jartum por el golpe de Estado contra el Gobierno de transición sudanés.
Archivo - Manifestaciones en Jartum por el golpe de Estado contra el Gobierno de transición sudanés. - DAVID DEGNER/GETTY IMAGE - Archivo

Las fuerzas de seguridad de Sudán han herido este sábado a 178 personas que han salido a las calles de Jartum para protestar por el golpe de Estado vivido en el país hace dos meses y a favor de la democracia.

MADRID, 26 Dic. (EUROPA PRESS) -

La Policía de Sudán ha lanzado este sábado gas lacrimógeno contra las cientos de personas que han salido a las calles de la capital de Sudán, Jartum, para protestar por el golpe de Estado vivido en el país hace dos meses y a favor de la democracia.

En un comunicado, el Comité Central de Médicos de Sudán ha alertado de que 178 manifestantes han resultado heridos, entre ellos ocho por heridas de bala y tres de ellos están en estado crítico.

Ante la convocatoria de estas protestas "pacíficas antigolpistas" que se habían anunciado para este 25 de diciembre, el gobierno militar ha restringido los servicios telefónicos y de internet en la ciudad, según ha denunciado el Comité de Médicos de Sudán a través de sus redes sociales.

En medio de la tensa jornada en las calles de Jartum, el Comité de Médicos también ha denunciado que las fuerzas de seguridad han atacado los centros médicos "sin tener en cuenta su santidad ni la dignidad de pacientes y heridos". Entre las instituciones que han sufrido ataques este sábado estaría el Hospital Docente de Jartum, donde las fuerzas de seguridad han lanzado a su interior gas lacrimógeno y "granadas paralizantes".

La manifestaciones no solo se han concentrado en Jartum, ciudades como Puerto Sudán también han vivido una jornada de protestas, aunque en la capital es donde se ha concentrado el mayor número de personas. Las autoridades han desplegado efectivos adicionales y han cerrado algunos puentes de acceso que conectan a Jartum con otras ciudades.

En la capital, los manifestantes han llegado hasta el palacio presidencial por segunda vez esta semana, aunque en esta ocasión se han encontrado con una fuerte presencia militar.

Precisamente en Puerto Sudán, las fuerzas de seguridad también han irrumpido en el Hospital Docente de la ciudad "en busca de manifestantes" y han arrestado "a un revolucionario herido y a varios miembros del personal médico", ha denunciado el Comité de Médicos de Sudán.

Entre los cánticos que los manifestantes han lanzado han prometido que "el 30 volveremos", en la que será la última protesta del año.

Las protestas se han sucedido en el país desde el golpe de Estado a pesar de un acuerdo entre el jefe del Ejército y presidente del Consejo Soberano de Transición --que encabezó la asonada--, Abdelfatá al Burhan, y el primer ministro, Abdalá Hamdok, quien ha defendido la necesidad del pacto político para poner fin a la crisis y reconducir el proceso de transición abierto tras el derrocamiento de Al Bashir en abril de 2019.

Por su parte, Al Burhan ha negado que intentara tomar el poder por la fuerza y achacó el levantamiento a la lentitud con la que se estaba desarrollando el proceso, culpa según él de las tensiones internas entre las fuerzas de la sociedad civil.

Las autoridades de transición fueron instauradas tras un acuerdo entre la junta militar anterior, surgida tras el golpe de Estado de 2019, y diversas organizaciones civiles y formaciones políticas opositoras. Este Gobierno había iniciado una batería de reformas sociales y económicas y ha alcanzado un acuerdo de paz con importantes grupos rebeldes de Darfur y otras zonas del país.