Publicado 17/04/2021 23:24CET

AMP2.- Ucrania.- Rusia y Ucrania intercambian expulsiones de diplomáticos

El presidente de Rusia, Vladmir Putin.
El presidente de Rusia, Vladmir Putin. - -/Kremlin/dpa

Rusia ha declarado persona 'non grata' al cónsul de Ucrania en San Petersburgo y Kiev ha expulsado al diplomático ruso de más alto rango

MADRID, 17 Abr. (EUROPA PRESS) -

Ucrania y Rusia han intercambiado este sábado la expulsión de sendos diplomáticos de alto nivel en un nuevo indicio del incremento de la tensión entre ambos países. El incidente ha comenzado con la detención del cónsul ucraniano en San Petersburgo, Alexander Sosoniuk, acusado de recibir información clasificada relativa a los intereses del Servicio Federal de Seguridad de Rusia (FSB).

El Ministerio de Exteriores de Rusia ha anunciado la declaración de persona 'non grata' de Sosoniuk, a quien ha dado hasta el próximo miércoles para que abandone el país. En respuesta, el Ministerio de Exteriores de Ucrania ha emplazado al diplomático de más alto rango de la Embajada rusa en Kiev a abandonar el país en un plazo de 72 horas a partir del 19 de abril.

Estas expulsiones se producen después de que el Gobierno ruso convocara de urgencia al encargado de negocios ucraniano, Vasili Pokotilo, con motivo de la detención del cónsul, el viernes, cuando recibió de manos de un ciudadano ruso información sobre las bases de datos del FSB.

"La parte rusa ha destacado el carácter inaceptable de ese tipo de actividad, que resulta incompatible con el estatus de un empleado del consulado y afecta los intereses de Rusia relacionados con su seguridad", según el comunicado recogido por la agencia de noticias rusa Sputnik.

"Por todo ello, la estancia (de Sosoniuk) en el territorio ruso resulta indeseable y se le ha recomendado (al cónsul ucraniano) abandonar el país en un plazo de 72 horas a partir del 19 de abril", dice el comunicado.

Sosoniuk se encuentra ya en libertad tras haberse pasado varias horas retenido por el Servicio Federal de Seguridad de Rusia, tal y como ha confirmado del portavoz del Ministerio de Exteriores ucraniano, Oleg Nikolenko, a la agencia RBK-Ukrania.

"Otra provocación en el contexto de las acciones desestabilizadoras de Rusia. Los agentes de la ley rusos detuvieron a un empleado del Consulado General de Ucrania en San Petersburgo durante varias horas. Ahora se encuentra en la sede diplomática ucraniana", según sus comentarios, recogidos a su vez por la agencia oficial rusa Sputnik.

Para el FSB, la actividad del detenido "es incompatible con el estatus de un funcionario diplomático y tiene un claro carácter hostil hacia la Federación de Rusia", y anuncia que tomará "todas las medidas necesarias de acuerdo con el derecho internacional", de acuerdo con el comunicado, recogido por Sputnik.

Oficialmente, Kiev ha criticado esta "nueva provocación" en la línea de "las acciones desestabilizadoras de Rusia" tras confirmar que Sosoniuk ha pasado varias horas detenido.

103.200 MILITARES RUSOS EN LA FRONTERA

Este mismo sábado, el jefe del Estado Mayor de las Fuerzas Armadas ucranianas, el teniente general Serhii Nayev, ha denunciado la presencia de hasta 103.200 militares rusos en la región fronteriza con Ucrania tras la llegada de refuerzos.

"El nivel de amenaza militar junto a la frontera de Ucrania se ha incrementado, pero la línea crítica aún no se ha superado. No observamos la formación de grupos ofensivos hasta este momento", ha indicado Nayev en una comparecencia televisada. Nayev ha destacado que las Fuerzas Armadas están preparadas para cualquier contingencia, incluso para la peor situación.

El jefe del Ejército ucraniano ha explicado que desde 2015-2016 había 28 batallones tácticos rusos en torno a la frontera de Ucrania que, sumados a las fuerzas desplegadas en Crimea y en el este de Ucrania sumaban unos 88.900 efectivos.

Tras la llegada de varios grupos de batallones tácticos, ya hay 47 de estos grupos, con lo que suma unos 103.200 militares. "Esperamos que lleguen unos 9 o 10 grupos de batallón táctico más y que la cifra total alcance los 110.000 efectivos", ha explicado.

"Ante esta situación, estamos tomando medidas para reducir el crecimiento de la escalada militar en torno a la frontera estatal de Ucrania. Hemos desarrollado un plan único junto al Consejo Nacional de Seguridad y Defensa para estabilizar la situación", ha asegurado.

Este es un nuevo episodio en el largo conflicto que enfrenta a ambos países desde 2014 en Crimea y en el este de Ucrania. En el caso de Crimea, Rusia se anexionó este territorio durante el conflicto de 2014 con Ucrania antes de que la población decidiera su incorporación en un referéndum mientras que la región de Donbás vive desde hace años un conflicto armado que enfrenta a las tropas del Gobierno ucraniano y a los separatistas prorrusos.

Los Acuerdos de Minsk, suscritos en septiembre de 2014 y en febrero de 2015, sentaron las bases para una solución política al conflicto, pero no han derivado hasta ahora en el cese de la violencia. Las hostilidades han dejado hasta la fecha al menos 13.000 muertos, según estimaciones de la ONU.

Contador