Publicado 04/09/2020 21:15:34 +02:00CET

AMP2.- Venezuela.- Estados Unidos sanciona a la presidenta del Consejo Electoral venezolano

"Todos los que busquen privar a los venezolanos de un futuro democrático deberían darse por enterados", avisa Pompeo El Gobierno de Maduro subraya que "ninguna presión externa podrá evitar que el pueblo venezolano ejerza su derecho al voto"

MADRID, 4 Sep. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno de Estados Unidos ha anunciado este viernes nuevas sanciones contra cuatro dirigentes venezolanos, entre ellos la presidenta del Consejo Nacional Electoral (CNE), Indira Maira Alfonzo Izaguirre, y el procurador general, Reinaldo Muñoz Pedroza, en pleno debate por el proceso electoral que ultima el chavismo para diciembre.

El secretario del Tesoro norteamericano, Steven T. Mnuchin, ha asegurado que "el régimen corrupto de (Nicolás) Maduro está intentando hacerse con el control de la Asamblea Nacional de Venezuela mediante unas elecciones fraudulentas". Washington, ha dicho, se sitúa "del lado del pueblo de Venezuela" y frente al Gobierno "ilegal".

En el marco de estas presiones, ha ampliado este viernes la lista de funcionarios venezolanos sancionados con los nombres de la presidenta del CNE y de otro de los miembros de este órgano, José Luis Gutiérrez Parra. También incluye al exgobernador David Eugenio De Lima Salas, al que Estados Unidos vincula con dos tramas de compras de votos.

El secretario de Estado estadounidense, Mike Pompeo, considera a todos ellos responsables de "trabajos perversos para obstaculizar (la labor de) la Asamblea Nacional de Venezuela y (la celebración de) elecciones libres y justas", en línea con la tesis que ha venido manteniendo la Administración de Donald Trump.

Pompeo, que esta semana ha cargado con dureza contra el proceso que ultima el chavismo para el 6 de diciembre, ha advertido de nuevo en Twitter de que "unas elecciones parlamentarias injustas y que no sean libres solo agudizarán la crisis" del país sudamericano.

"Todos los que busquen privar a los venezolanos de un futuro democrático deberían darse por enterados. Estados Unidos permanecerá firme frente al autoritarismo", ha señalado el jefe de la diplomacia norteamericana en sus mensajes.

El Departamento del Tesoro ha cuestionado en su comunicado los movimientos del chavismo para, desde el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), terminar controlando otras instituciones clave. En este sentido, ha recordado que la Asamblea Nacional que dirige Juan Guaidó ya se ha posicionado en contra de los sucesivos nombramientos.

WASHINGTON PIDE CAMBIOS EN CARACAS

Washington comparte con Guaidó la tesis de que las elecciones que prepara el Gobierno de Maduro para diciembre son una "farsa", pero al mismo tiempo quiere dejar claro que castigos como los confirmado este viernes no son "permanentes", sino que aspiran a incentivar "un cambio positivo de comportamiento" en Caracas.

El levantamiento de las sanciones pasaría, según el Tesoro estadounidense, por "adoptar acciones concretas y significativas para restaurar el orden democrático, no participar en violaciones de los Derechos Humanos, alzar la voz contra los abusos cometidos por el régimen ilegal de Maduro o combatir la corrupción en Venezuela".

LAS ELECCIONES, "INEVITABLES"

El Ministerio de Exteriores venezolano ha catalogado esta nueva batería de sanciones como una "agresión intervencionista" de Trump, que "pretende imponer ilegalmente medidas coercitivas unilaterales contra las instituciones democráticas venezolanas" con el objetivo de "interferir" en las elecciones.

"Con estas medidas ilegales, la Administración Trump pretende impedir lo inevitable. Ninguna presión externa podrá evitar que el pueblo venezolano ejerza su derecho al voto y decida su destino de manera soberana", ha afirmado el departamento que dirige Jorge Arreaza en un comunicado.

Caracas ha recalcado, no obstante, que la "agresión" de Washington "no hará mella alguna sobre el compromiso de las instituciones del Estado venezolano para garantizar el cumplimiento de las disposiciones constitucionales, legales y la voluntad popular". De hecho, ha apostillado, suponen "un estímulo adicional".

Contador