Gobierno y oposición, dispuestos a "avanzar" en Oslo en busca de una "solución constitucional"

Actualizado 30/05/2019 8:11:38 CET

Guaidó subraya que la "mediación" es solo uno de los "múltiples esfuerzos" para superar el "caos" en Venezuela

MADRID, 30 May. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno de Nicolás Maduro y el autoproclamado "presidente encargado" de Venezuela, Juan Guaidó, están dispuestos a seguir avanzando en los contactos exploratorios de Oslo para acordar una "solución constitucional" que incluya "temas políticos, económicos y electorales", según ha informado este miércoles Noruega al término de la segunda ronda.

"Anunciamos que esta semana ha habido reuniones en Oslo entre los representantes de los principales actores políticos en Venezuela", ha dicho el Ministerio de Exteriores noruego en un escueto comunicado.

La prensa venezolana y noruega ya había revelado que las partes se han vuelto a ver entre el lunes y el miércoles en Oslo para dar continuidad a los contactos iniciados a mediados de mayo para explorar un posible diálogo.

Fuentes del entorno del líder opositor consultadas por el diario venezolano 'El Nacional' indicaron el martes que uno de los puntos a tratar era la salida de Maduro del Palacio de Miraflores mediante unas elecciones libres.

Noruega solo ha contado que "las partes han demostrado su disposición a avanzar en la búsqueda de una solución acordada y constitucional para el país, que incluye los temas políticos, económicos y electorales".

"Para preservar un proceso que permita llegar a resultados, se ha pedido a las partes la máxima precaución respecto a la reserva del mismo, tanto en sus comentarios como en sus declaraciones", ha señalado.

La ministra de Exteriores noruega, Eriksen Soreide, ha reiterado "su reconocimiento a las partes por los esfuerzos realizados".

VALORACIÓN DE LAS PARTES

Su homólogo venezolano, Jorge Arreaza, ha destacado las "importantes jornadas de trabajo" que se han desarrollado en Oslo durante lo que ha definido como un "proceso de diálogo político". "Agradecemos los esfuerzos de Noruega por la paz", ha dicho en Twitter.

En la misma línea se ha expresado el ministro de Información, Jorge Rodríguez, uno de los representantes del Gobierno en la capital noruega: "Seguimos avanzando en la defensa de nuestra Constitución para consolidar la paz y la democracia, invitamos a sumar esfuerzos en esta dirección".

Por su parte, Maduro ha indicado que el Gobierno y la oposición mantuvieron "conversaciones secretas" antes de los encuentros en Noruega.

"El único camino es el diálogo. Costó mucho llegar a Noruega. Varios meses de conversaciones secretas hubo, prudentes y deben seguir así", ha señalado el mandatario en un discurso emitido en televisión. "Nuestro camino es el diálogo, el respeto a la Constitución, la paz, la democracia, el respeto a la Constitución, ese es el único camino mío", ha recalcado.

La oposición se ha expresado a través de un comunicado en el que ha aclarado que este cara a cara "finalizó sin acuerdo". "Hemos ratificado nuestra ruta: cese de la usurpación, gobierno de transición y elecciones libres como vía para solucionar la tragedia que hoy sufre nuestra Venezuela", ha dicho el Centro de Comunicación Nacional.

La oficina de prensa de Guaidó ha recalcado que "la mediación será útil para Venezuela siempre que existan elementos que permitan avanzar en pro de una verdadera solución". "Agradecemos al Gobierno de Noruega su voluntad de contribuir a una solución al caos que sufre nuestro país. Estamos dispuestos a continuar junto a ellos", ha apostillado.

Sin embargo, el equipo opositor ha subrayado que la iniciativa noruega es solo "uno de los múltiples esfuerzos que se han procurado para alcanzar una salida urgente y efectiva a la crisis venezolana", por lo que ha declarado que mantendrá la "lucha" en "todos los ámbitos constitucionales" hasta resolver la crisis.

Así, ha recordado las iniciativas del Grupo de Lima y el Grupo de Contacto y ha reiterado el llamamiento a las Fuerzas Armadas venezolanas, haciendo hincapié en que su objetivo es "restituir el orden constitucional y lograr que los venezolanos puedan decidir su destino en elecciones libres, observables y verificables".

"Hacemos un llamado a todos los sectores del país a contribuir en el cumplimiento de este objetivo y en la construcción de las garantías necesarias (...) Seguiremos avanzando hasta lograr la libertas y la solución a la grave crisis que vive nuestro pueblo", ha zanjado.

SEGUNDA RONDA

Los primeros contactos en la capital noruega se produjeron a mediados de mayo en un contexto de máxima discreción entre emisarios de confianza de Maduro y Guaidó. Entonces no hablaron directamente, sino a través de los mediadores noruegos, y el resultado fue mostrar su voluntad de seguir conversando.

El Ministerio de Exteriores noruego anunció el pasado sábado que "los representantes de las principales fuerzas políticas en Venezuela han tomado la decisión de regresar a Oslo" esta semana "para continuar el proceso (de diálogo)", lo que fue confirmado posteriormente por Gobierno y oposición.

El hecho de que las partes hayan protagonizado una segunda cita en Noruega es una señal positiva, ya que se produce después de que Maduro haya adelantado un año las elecciones a la Asamblea Nacional, previstas inicialmente para 2020. El Parlamento es la única institución en manos opositoras.

DIÁLOGOS FALLIDOS

Guaidó ha sido enfático a la hora de aclarar que no se trata de un nuevo diálogo, sino de una "mediación". Maduro ya ofreció un diálogo tras las elecciones presidenciales del 20 de mayo de 2018, pero fue rechazado por la oposición venezolana.

Desde que murió Hugo Chávez, en 2013, Gobierno y oposición han intentado hasta tres diálogos que han fracasado. El último tuvo lugar entre septiembre de 2017 y febrero de 2018 en República Dominicana y fue el que estuvo más cerca del acuerdo, pero descarriló porque las partes discrepaban sobre cuándo celebrar las elecciones presidenciales de ese año.

Maduro se impuso en unas elecciones no reconocidas ni por la oposición ni por buena parte de la comunidad internacional e inició un segundo mandato el 10 de enero. Días después, el 23 de ese mes, Guaidó se autoproclamó "presidente encargado" de Venezuela para impedir que el líder 'chavista' completara otro sexenio en Miraflores.

Desde entonces, la tensión ha ido en aumento. El 30 de abril, por ejemplo, hubo un intento de golpe militar que permitió liberar al destacado opositor Leopoldo López. Estados Unidos no descarta una intervención armada, algo que Guaidó ha comenzado a barajar en las últimas semanas, pero los países de la región aún se resisten.

Para leer más