Publicado 15/06/2020 23:21CET

AMP2.- Venezuela.- Pompeo dice que el nuevo CNE "aleja aún más a Venezuela de una transición democrática"

El secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo
El secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo - 2020 GETTY IMAGES / ALEX WONG

Caracas ha reprochado a Washington que prefieran un poder electoral "que avale sus golpes de Estado, como en Bolivia"

MADRID, 15 Jun. (EUROPA PRESS) -

El secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, ha rechazado el Consejo Nacional Electoral (CNE) designado por el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), que controla el 'chavismo', por considerar que este paso "aleja aún más a Venezuela de una transición democrática".

El TSJ arrebató a la Asamblea Nacional, en manos opositoras, la competencia para renovar el CNE y el pasado sábado "siguió manipulando la Constitución venezolana para nombrar ilegalmente a los nuevos miembros del CNE", ha denunciado Pompeo en un comunicado.

El jefe de la diplomacia estadounidense ha reivindicado que "la Constitución venezolana da a la Asamblea Nacional democráticamente electa la responsabilidad de elegir a los miembros del CNE".

En su opinión, con esta maniobra "el régimen ha seleccionado un CNE que se limitará a ratificar sus decisiones y a ignorar las condiciones necesarias para que haya unas elecciones libres", algo que Estados Unidos ve como la única salida posible a la crisis venezolana.

Pompeo ha subrayado que sin un "CNE independiente" las elecciones libres son "imposibles", por lo que "este paso por parte del régimen y de su STJ aleja aún más a Venezuela de la transición democrática".

No obstante, ha indicado que, además de un CNE independiente, deben darse otros requisitos, tales como garantizar que los principales partidos y dirigentes opositores pueden competir en las urnas, cerrar las investigaciones judiciales "políticamente motivadas" contra ellos y liberar a los presos políticos.

Ha señalado asimismo a la importancia de "respectar las libertades de expresión, prensa y asociación" en el curso del proceso electoral y "resolver de forma transparente todos los desafíos técnicos para unas elecciones libres y justas".

"PREFERIRÍAN UN SISTEMA ELECTORAL QUE AVALE SUS GOLPES DE ESTADO"

En respuesta, el ministro de Relaciones Exteriores de Venezuela, Jorge Arreaza, ha rechazado las declaraciones de Pompeo. "La plutocracia podrida de Estados Unidos restringe el voto afro y latino, pero tiene el tupé de cuestionar el nuevo Consejo Nacional Electoral venezolano para tratar de evadir la voluntad de nuestro pueblo", ha afirmado Arreaza en redes sociales. "Preferirían un sistema electoral que avale sus golpes de Estado, como en Bolivia", ha argumentado.

Precisamente este lunes han comenzado a trabajar los miembros rectores del nuevo CNE con la nueva presidenta rectora, Indira Alfonzo, al frente y el TSJ ha dejado sin efecto el Comité de Postulaciones Electorales designado por la Asamblea Nacional para nombrar a su propio CNE por considerar al órgano en desacato de forma ininterrumpida, por lo que todos los actos y todas las actuaciones emanadas del mismo "carecen de validez, eficacia y existencia jurídica y son nulos de nulidad absoluta".

Venezuela debe celebrar este año unas elecciones parlamentarios que son clave porque, si la oposición pierde la Asamblea Nacional, Juan Guaidó dejará de ser su titular y con ello perderá la legitimidad constitucional para mantenerse como "presidente encargado" del país.

El presidente venezolano, Nicolás Maduro, ha proclamado en las últimas horas que desde el Gobierno están "listos y preparados para ir a un nuevo proceso de elección popular cuando así lo decida el Poder Electoral". "¡Es el Camino! El respeto a las instituciones y la convivencia entre todos los venezolanos", ha dicho en Twitter.

Los principales partidos de la oposición venezolana, capitaneados por Guaidó, ya han avanzado que no se prestarán a una "farsa" electoral, avanzando así que, con las actuales condiciones, no participarán en los próximos comicios.

La oposición ganó las últimas elecciones legislativas, las de diciembre de 2015, y consiguió 112 de las 167 actas de diputado del Parlamento, que declaró "usurpador" a Maduro acusándolo de haber sido reelegido de forma fraudulenta en 2018. Sin embargo, la mayoría opositora no es suficiente para alcanzar la mayoría cualificada necesaria para el nombramiento del CNE.