Publicado 19/03/2021 22:50CET

AMP3.- Coronavirus.- Merkel señala que Alemania "no debe dudar" en reimponer el confinamiento "si es necesario"

Alemania supera de nuevo los 17.000 casos de COVID-19 en un día

Clasifica a Polonia, Bulgaria y Chipre, entre otros, como zonas de "alto riesgo"

MADRID, 19 Mar. (EUROPA PRESS) -

La canciller de Alemania, Angela Merkel, ha afirmado este viernes que el país "no debe dudar" en reimponer el confinamiento e introducir medidas de emergencia en el marco de la pandemia de COVID-19 "si es necesario".

Así se ha expresado tras una cumbre entre el Gobierno central y las autoridades de los estados federados, donde han acordado imponer un confinamiento duro para frenar la propagación de la pandemia si la tasa de incidencia en siete días de la COVID-19 supera de nuevo los cien casos por cada 100.000 habitantes durante una semana.

"Tenía la esperanza de que nos las arregláramos (...) pero eso no será posible, mirando el desarrollo de los últimos días", ha señalado la canciller en rueda de prensa, según ha recogido la agencia de noticias alemana DPA.

De forma paralela, ha aludido a que el programa de vacunación contra la COVID-19 alemán debe "acelerarse" y ser "más flexible", aunque ha señalado que la prioridad deben ser aquellas personas más vulnerables a la enfermedad. "Vacunar, vacunar, vacunar", ha urgido.

En este sentido, en la reunión, las autoridades alemanas han acordado que las vacunas no se distribuirán únicamente en los centros de vacunación, si no que, a partir de abril, también podrán inocular los médicos de familia. El borrador establece que estos facultativos puedan ofrecer una sesión de vacunación a la semana, con posibilidad de ampliar esta meta con el tiempo.

Alemania ha registrado este viernes más de 17.000 casos de coronavirus, un recuento en línea con el de la jornada anterior pero que supone un ligero repunte en la tasa de incidencia del virus, que supera los 95 casos por cada 100.000 habitantes a siete días.

El país acumula 2.629.750 casos de COVID-19, 17.482 más que el jueves, según el Instituto Robert Koch, el organismo encargado del control de las enfermedades infecciosas en Alemania. Al menos 74.358 enfermos han fallecido, 226 más que en la jornada anterior.

El Gobierno alemán aprobó el 3 de marzo prorrogar hasta el 28 de marzo el confinamiento en el país con el fin de hacer frente al coronavirus, aunque las autoridades han acordado una estrategia de apertura progresiva. En los últimos días, sin embargo, se ha registrado un ligero repunte de los contagios.

Alemania no registraba una incidencia superior a 90 desde principios de febrero y en algunas regiones está ya por encima del centenar de casos por 100.000 habitantes en siete días. En el estado de Turingia, la incidencia semanal ronda los 187 casos por 100.000.

Durante la jornada, el ministro de Sanidad, Jens Spahn, ha admitido que el nivel de vacunas que están disponibles en la actualidad "no es suficiente para parar la tercera ola", asumiendo que aunque se cumplan con los plazos de entrega aún pasarán "varias semanas" hasta que las personas de riesgo estén inmunizadas, según la agencia DPA.

Por otro lado, la administración de la vacuna de AstraZeneca se ha reanudado este viernes en Alemania, si bien las autoridades han emitido un aviso de posibles trombos en mujeres menores de 55 años, después de que la Agencia Europea del Medicamento (EMA) concluyera que es "segura y eficaz".

POLONIA, BULGARIA Y CHIPRE, ZONAS DE "ALTO RIESGO"

En otro orden de cosas, el Instituto Robert Koch ha incluido a Polonia, Bulgaria, Chipre, Kuwait, Uruguay y Paraguay en su lista de países de "alto riesgo", debido al aumento de contagios de COVID-19 registrado en estas localizaciones.

La inclusión implica que, a partir del domingo, las personas procedentes de estos países únicamente podrán ingresar en Alemania si proporcionan una prueba diagnóstica de la COVID-19 con resultado negativo.

El organismo revisa la lista de países de "alto riesgo" e incluye a aquellos con una incidencia superior a 200 casos por 100.000 habitantes en un período de siete días. Aunque Polonia no cumple el requisito de la tasa de incidencia semanal, el país ha contabilizado 25.998 nuevos contagios en las últimas 24 horas.

El Ministerio de Salud polaco achaca este incremento a la variante británica del SARS-CoV-2 y ha señalado que esta mutación es responsable de más del 60 por ciento de los nuevos contagios.

De forma paralela, las restricciones a los viajes se han relajado para Reino Unido e Irlanda, previamente clasificados como zonas de "alto riesgo" y para el Algarve portugués, un destino vacacional muy popular. No obstante, los hoteles de la zona no aceptan turistas.

Contador