Publicado 30/04/2021 03:58CET

AMP3.- O.Próximo.- Abbas anuncia que se posponen elecciones palestinas hasta que Israel permita votar en Jerusalén Este

Archivo - Mahmud Abbas, presidente de la Autoridad Palestina
Archivo - Mahmud Abbas, presidente de la Autoridad Palestina - THAER GANAIM / ZUMA PRESS / CONTACTOPHOTO

Hamás critica la decisión de aplazar los comicios y la califica de "golpe de Estado"

MADRID, 30 Abr. (EUROPA PRESS) -

El presidente de la Autoridad Palestina, Mahmud Abbas, ha anunciado en la noche de este jueves que las elecciones legislativas palestinas, previstas el 22 de mayo, se posponen hasta que Israel permita votar a los residentes en Jerusalén Este.

Así se ha acordado en una reunión de los líderes palestinos para abordar la situación de las elecciones ante la negativa de Israel de permitir votar a los residentes de esta zona.

"Hemos realizado grandes esfuerzos con la comunidad internacional para obligar al estado de ocupación a realizar (las elecciones) en Jerusalén, pero estos esfuerzos hasta ahora han sido rechazados, y ante esta difícil situación, decidimos posponer la fecha de celebración de las elecciones legislativas hasta que se garantice la participación de Jerusalén y su pueblo", ha aseverado Abbas en un comunicado tras concluir el encuentro.

También, ha avanzado la formación de un Gobierno de unidad nacional que reconocerá todos los acuerdos internacionales y ha abogado por trabajar para fortalecer la Organización de Liberación de Palestina y sus instituciones.

El presidente de la Autoridad Palestina ha reiterado que la celebración de elecciones "debe incluir todos los territorios palestinos", por lo que ha pedido a la comunidad internacional que "continúe presionando a Israel para que detenga su práctica agresiva", informa la agencia oficial de noticias palestina Wafa.

Asimismo, ha apelado a que se "ponga fin al rechazo de Israel a sus obligaciones con los acuerdos firmados" y ha recalcado que "Jerusalén es la base de nuestra existencia y la joya de nuestra corona (...). No renunciaremos ni un ápice de polvo de su suelo".

El Movimiento de Resistencia Islámica (Hamás) ha criticado la decisión de la Autoridad Palestina de retrasar la votación y ha calificado la medida de "un golpe de Estado", según recoge el medio 'The Times of Israel'.

"Estos representa un golpe contra el camino de la asociación y el consenso nacional. Nuestro consenso popular y nacional no puede ser empeñado como garantía de la agenda de una facción", ha afeado.

El movimiento islamista ha indicado que sabía "de antemano" que se iba a interrumpir el proceso electoral "debido a otros intereses que no tienen nada que ver con Jerusalén". "El movimiento Fatá y el presidente palestino son plenamente responsables de esta decisión y sus consecuencias", ha añadido.

DECLARACIONES PREVIAS A LA REUNIÓN

Antes del inicio de la reunión en la que se ha decidido el retraso de los comicios, Abbas ha lamentado que "Israel todavía está decidido a no permitir que se celebren elecciones en Jerusalén".

"Nosotros, por nuestra parte, hemos intentado repetidamente celebrar reuniones de representantes y candidatos, pero hemos sido atacados y se les ha prohibido realizar actos de campaña", ha denunciado.

Igualmente, ha ahondado en que la Autoridad Palestina quiere "que las elecciones se celebren tanto en Jerusalén como en Ramala, incluidas las campañas electorales, la llegada de candidatos y libertad de movimientos para el Comité Electoral Central".

"Cuando sugerimos que enviaríamos al presidente del comité, Hanna Nasser, a Jerusalén Este, los israelíes nos dijeron que deberíamos enviarle con un abogado para que lo defendiera cuando fuera arrestado", ha relatado también, para rechazar "el mensaje" que ha recibido desde Israel y Estados Unidos, en el que se afirma que no se puede dar una respuesta al respecto sobre esta situación ante la falta de Gobierno israelí y por estar "ocupados" con sus propias elecciones.

Esta excusa, según Abbas, "no es convincente". "Sabemos que las decisiones del Gobierno israelí se emiten todos los días para la construcción de miles de viviendas en asentamientos. ¿Hay un gobierno para proyectos de asentamientos y violaciones, pero no cuando se trata de las elecciones palestinas?", se ha preguntado.

En esta misma línea se ha pronunciado Hamás que ha resaltado en que "las elecciones son un derecho inherente del pueblo palestino" y ha recordado que se ha visto "aplazado desde hace mucho tiempo", antes de agregar que los comicios "son un importante punto de inicio para el fin de la división".

Las autoridades palestinas, Naciones Unidas y la UE han reclamado a Israel que garantice que los palestinos residentes en Jerusalén Este puedan votar.

Los Acuerdos de Oslo contemplan que los palestinos pueden acudir a las urnas en Jerusalén Este y la Comisión Electoral ha señalado que cerca de 150.000 personas podrían hacerlo en sus alrededores, si bien no se ha aclarado la situación de los residentes en esta zona de la ciudad, que la comunidad internacional considera como bajo ocupación israelí.

Los Territorios Palestinos Ocupados se preparaban para la celebración de las primeras elecciones desde 2006, incluidas las parlamentarias --previstas en un principio para el 22 de mayo--, presidenciales --el 31 de julio-- y al Consejo Nacional Palestino --el 31 de agosto--.

Contador