Publicado 19/11/2020 20:31CET

AMP3.- O.Próximo.- EEUU declara como "antisemita" al movimiento internacional de boicot a Israel

El secretario de Estado de EEUU, Mike Pompeo (i), junto al primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu
El secretario de Estado de EEUU, Mike Pompeo (i), junto al primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu - Amos Ben Gershom/GPO/dpa

Pompeo se convierte en el primer secretario de Estado en visitar un asentamiento en Cisjordania y los Altos del Golán

EEUU empezará a considerar los productos fabricados en asentamientos como "productos de Israel"

MADRID, 19 Nov. (EUROPA PRESS) -

Estados Unidos ha anunciado este jueves su decisión de declarar como "antisemita" al movimiento internacional Boicot, Desinversiones y Sanciones (BDS), que apela a un boicot contra Israel por sus acciones contra los palestinos en los Territorios Ocupados Palestinos.

"Es la política de Estados Unidos combatir el antisemitismo en todos los lugares del mundo y en cualquier forma en la que aparezca, incluyendo todas las formas de discriminación y odio arraigadas en el antisemitismo", ha dicho el secretario de Estado, Mike Pompeo.

Así, ha resaltado que Washington "se opone firmemente a la discriminatoria campaña global de BDS y a las prácticas que la facilitan, como el etiquetado discriminatorio y la publicación de bases de datos de las compañías que operan en Israel o las zonas controladas por Israel", en referencia a los asentamientos en Cisjordania.

"El antisionismo es antisemitismo. Estados Unidos está, por ello, comprometido a hacer frente la campaña global BDS como una manifestación de antisemitismo", ha resaltado, antes de detallar que ha pedido que "se identifique a las organizaciones que participan o apoyan" esta campaña.

Así, ha dicho que la oficina del Enviado Especial para Supervisar y Combatir el Antisemitismo "considerará si una organización participa en acciones motivadas políticamente o destinadas a penalizar o limitar relaciones comerciales específicamente con Israel o con personas que hacen negocios en Israel o cualquier territorio controlado por Israel".

"Para garantizar que los fondos del Departamento no son gastados de forma inconsistente con el compromiso de nuestro Gobierno para combatir el antisemitismo, el Departamento de Estado revisará el uso de sus fondos para confirmar que no están apoyando la campaña BDS", ha manifestado.

Por último, ha puntualizado que "Estados Unidos pide a gobiernos de todo el mundo que adopten pasos apropiados para garantizar que sus fondos no son entregados de forma directa o indirecta a organizaciones que participan en actividades antisemitas de BDS".

Pompeo ha señalado en una rueda de prensa junto al primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, que Washington "quiere estar junto al resto de naciones que reconocen al movimiento BDS como el cáncer que es". "Estamos comprometidos a combatirlo", ha dicho.

"Sé que esto puede sonarle simple, parece como la declaración de un hecho, pero quiero que sepa que daremos pasos inmediatamente para identificar a organizaciones que participan en una actitud odiosa de BDS y retiraremos el apoyo del Gobierno a estos grupos. Es el momento adecuado", ha añadido. En este momento del discurso, Netanyahu ha afirmado que "no suena como algo simple, suena simplemente maravilloso".

RESPUESTA DE BDS

El movimiento BDS ha indicado a través de Twitter que "la alianza Trump-Netanyahu está combinando de forma intencionada la oposición al régimen de opresión israelí con el racismo antijudío para suprimir la lucha por los derechos palestinos".

Así, ha resaltado que "es bastante irónico que la Administración Trump, impulsada por el régimen de apartheid israelí, siga permitiendo y normalizando el supremacismo blanco y el antisemitismo en Estados Unidos y todo el mundo mientras tilda de antisemita al BDS, un importante movimiento de Derechos Humanos palestino con millones de seguidores en todo el mundo".

"BDS ha rechazado de forma consistente y categórica todas las formas de racismo, incluido el racismo antijudío, como un asunto de principios", ha recordado, antes de acusar a la "fanática alianza Trump-Netanyahu" de actuar para "suprimir la defensa de los derechos palestinos bajo el Derecho Internacional".

"Esta revisión fraudulenta de la definición de antisemitismo ha sido condenada por decenas de grupos judíos en todo el mundo y por cientos de destacados estudiosos judíos e israelíes, incluyendo las autoridades internacionales sobre antisemitismo y Holocausto", ha manifestado, antes de denunciar "intentos 'macharthistas'" de intimidación y acoso.

VISITA A PSAGOT

Por otra parte, Pompeo se ha convertido en el primer secretario de Estado en realizar una visita a un asentamiento en Cisjordania al acudir a la bodega de Psagot, cerca de Ramala. Sus predecesores habían limitado sus visitas a Cisjordania a las realizadas bajo auspicios de la Autoridad Palestina.

Tras ello, ha desvelado que Washington empezará a considerar los productos fabricados en asentamientos como "productos de Israel" y ha dicho que esto es "para ser consistentes con la política exterior basada en la realidad". Asimismo, ha detallado que los productos palestinos serán etiquetados como "Cisjordania" o "Gaza" debido a que "están separados políticamente y administrativamente".

"Seguiremos oponiéndonos a los países e instituciones internacionales que deslegitiman o penalizan a Israel y a los productores israelíes en Cisjordania a través de medidas maliciosas que fracasan a la hora de reconocer la realidad sobre el terreno", ha dicho. Asimismo, ha criticado que "Psagot y otros negocios hayan sido objetivo de esfuerzos perniciosos de la Unión Europea sobre etiquetado que facilitan el boicot a empresas israelíes".

En respuesta, el portavoz de la Presidencia de la Autoridad Palestina, Nabil abú Rudeina, ha condenado la visita y la decisión de considerar los productos fabricados en asentamientos como israelíes, según la agencia palestina WAFA.

Abú Rudeina ha destacado que se trata de "un desafío flagrante a todas las decisiones internacionales", parte de la línea adoptada por la Administración Trump de "participar activamente en la ocupación de tierras palestinas". "Pedimos a la comunidad internacional (...) que asuma sus responsabilidades y aplique sus decisiones", ha manifestado, antes de incidir en que los asentamientos "desaparecerán antes o después".

LOS ALTOS DEL GOLÁN

Posteriormente, Pompeo visitado la zona de los Altos del Golán controlada por Israel, lo que le ha convertido igualmente en el primer secretario de Estado en participar en un acto de este tipo.

"Uno no puede estar aquí, mirar lo que está al otro lado de la frontera y negar el asunto central que Trump reconoció y que presidentes anteriores se negaron a hacer. Esto es parte de Israel y es una parte central de Israel", ha dicho.

"Imaginen si (el presidente sirio, Bashar) Al Assad controlara esta zona, el peligro, el daño para Occidente, Israel y el pueblo de Israel. Trump reconoció el hecho básico de que esto es parte de Israel y ha sido un honor estar aquí", ha sostenido.

De esta forma, ha desvelado que ha dicho a Netanyahu que "quería venir aquí en este viaje para decir al mundo que es lo correcto, que Estados Unidos está en lo correcto e Israel está en lo correcto". "Toda nación tiene derecho a defenderse y a defender su soberanía", ha argumentado.

Siria ha criticado igualmente la visita de Pompeo y ha dicho que supone "un paso provocativo antes del final de la Administración Trump en un momento en el que las autoridades de ocupación israelíes han llevado a cabo repetidas agresiones contra Siria".

Fuentes del Ministerio de Exteriores sirio citadas por la agencia estatal de noticias, SANA, han destacado que "estas visitas criminales animan a Israel a continuar sus métodos agresivos, que no existirían sin el continuado e ilimitado apoyo dado, en particular, por la Administración estadounidense y la inmunidad a la rendición de cuentas".

Los Altos del Golán son un territorio que Israel arrebató a Siria durante la Guerra de los Seis Días (1967) y se anexionó de forma efectiva la mayor parte de este territorio bajo ocupación militar en 1981, en un movimiento no reconocido por la comunidad internacional.

Contador