Publicado 22/08/2020 16:59:23 +02:00CET

AMPL. Colombia.- Al menos once muertos en otras dos posibles nuevas masacres paramilitares en Colombia

Policías en una zona rural de Colombia
Policías en una zona rural de Colombia - POLICÍA DE COLOMBIA - Archivo

MADRID, 22 Ago. (EUROPA PRESS) -

Al menos once personas han muerto en lo que se cree que podría tratarse de dos nuevas masacres cometidas por grupos armados en el suroeste y en el noreste de Colombia, presumiblemente relacionadas con el narcotráfico o la actuación paramilitar, según han confirmado fuentes oficiales locales a Radio Caracol.

Estos ataques tienen lugar tras otras matanzas previas en el suroeste del país. A principios de mes, un grupo armado irrumpió en una reunión privada que estaba teniendo lugar en una finca de la zona rural de Samaniego, provocando la muerte de nueve personas y varios heridos.

Las autoridades creen que se trata de ataques específicamente dirigidos contra grupos de jóvenes activistas como el que ocurrió hace días en la ciudad de Cali, también suroeste de Colombia, en el que murieron cinco personas.

Sobre los últimos ataque, el alcalde del municipio colombiano de El Tambo, Carlos Vela, confirmó este viernes que las personas fueron asesinadas en el corregimiento de Uribe, a una hora de la ciudad.

El alcalde ha señalado que las víctimas fueron llevadas por un grupo armado, al parecer a una reunión, y horas más tarde aparecieron asesinadas. Si bien ha precisado que no tiene mayor información debido a la precariedad de las comunicaciones, pero líderes de la zona le confirmaron el hecho.

Otras fuentes del lugar sostienen que fuerzas disidentes de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) conocidas como la Segunda Marquetalia serían las responsables de esta matanza.

Marquetalia es una vereda ubicada en el municipio de Planadas, en el departamento de Tolima, considerada la cuna de las FARC, al tratarse del lugar donde Manuel Marulanda Vélez y Jacobo Arenas se alzaron en armas y fundaron el grupo en 1964, conocido en sus inicios como Bloque Guerrillero del Sur.

El segundo ataque ocurrió en el corregimiento El Caracol, municipio de Arauca, en el noreste del país y cerca de la frontera con según ha informado la Defensoría del Pueblo en un comunicado también recogido por Radio Caracol.

En Arauca existe una presencia de grupos armados ilegales como el ELN y disidencias de las FARC. Además, hay grupos narcoparamilitares, quienes controlan la frontera y mantienen aterrorizados a los ciudadanos.

Los fallecidos son ciudadanos colombianos y venezolanos que habrían muerto a tiros, según fuentes del propio medio, por integrantes del Décimo Frente de las disidencias de las FARC.