AMPL.-EEUU.- Ecuador pide a EEUU que explique por escrito su postura sobre Snowden

Actualizado 26/06/2013 19:38:24 CET

NUEVA YORK, 26 Jun. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno de Ecuador ha solicitado este miércoles a Estados Unidos que explique por escrito su postura en relación con el antiguo trabajador de la Agencia Nacional de Seguridad estadounidense (NSA) Edward Snowden, quien ha solicitado a Quito asilo político tras ser acusado de espionaje por filtrar información clasificada.

"El Gobierno del Ecuador ha solicitado que los Estados Unidos presente su posición por escrito respecto a este solicitante para que pueda ser debidamente analizada dentro del proceso de revisión", explica la Embajada de Ecuador en Washington a través de un comunicado.

El texto de la Embajada señala que el Gobierno ecuatoriano estudiará la solicitud de Snowden "con responsabilidad" y sopesando "las obligaciones con respecto a los Derechos Humanos". "Esta solicitud será revisada de manera responsable (...). La base jurídica de cada caso particular es rigurosamente establecida, de acuerdo con la Constitución y el marco jurídico nacional e internacional aplicable", señala.

"Este proceso legal considera también obligaciones de instrumentos de Derechos Humanos (...). El Ecuador ha firmado todos los instrumentos de Derechos Humanos del Hemisferio y está totalmente comprometido con el Estado de Derecho y los principios fundamentales del Derecho Internacional", añade.

Además, la Embajada "rechaza enérgicamente recientes declaraciones de funcionarios del Gobierno de Estados Unidos que contienen afirmaciones lesivas, falsas e improductivas sobre el Ecuador", en referencia a las críticas vertidas tras conocerse que Snowden había solicitado asilo a Quito.

Snowden reveló a la prensa la existencia de un programa de espionaje masivo llamado PRISM que analiza las comunicaciones privadas de la población. Tras la filtración huyó de Hawai a Hong Kong y desde allí voló hacia Moscú, donde se encuentra actualmente en la zona de tránsito de un aeropuerto. Estados Unidos ha solicitado su extradición por delitos de espionaje y ha anulado su pasaporte.