Publicado 03/02/2021 22:18CET

AMP.Venezuela.-La renta per cápita de Venezuela retrocedió a mínimos de 70 años en 2020, según el economista José Guerra

Imagen de archivo de Nicolás Maduro.
Imagen de archivo de Nicolás Maduro. - -/Prensa Miraflores/dpa

((Esta noticia rectifica a la anterior sobre el mismo tema))

MADRID, 3 Feb. (EUROPA PRESS) -

El tamaño de la economía venezolana en 2020 fue de aproximadamente 60.000 millones de dólares (49.890,5 millones de euros), con una renta per cápita de unos 2.000 dólares (1.663 euros) anuales, un nivel similar al registrado en 1950.

Así lo ha señalado el economista y exdiputado de la Asamblea Nacional (AN), José Guerra, quien ha destacado estas cifras en el marco de los 22 años de chavismo en el país latinoamericano, después de que Hugo Chávez asumiera la presidencia.

Guerra ha explicado que las cifras de 2020 están muy alejadas de los registros de 1998, año anterior a la llegada de Chávez. Entonces, el tamaño de la economía alcanzaba los 110.000 millones de dólares (91.455,2 millones de euros), con un ingreso por habitante de 5.500 dólares (4.572,7 euros) al año.

Además, el exdiputado ha puesto de relieve la hiperinflación que actualmente vive el país, que según la Asamblea Nacional cerró 2020 con un nivel del 3.713 por ciento, la más alta del planeta. "Un manejo macroeconómico desastroso generó una hiperinflación que acabó con el bolívar, pulverizó los salarios y magnificó la pobreza", ha indicado Guerra.

El exdiputado ha expuesto que entre 1999 y 2020, tanto Chávez como Maduro recibieron 991.798 millones de dólares (824.562,4 millones de euros) en concepto de exportaciones de petróleo, los cuales "despilfarraron y además se endeudaron", enfatizando que la deuda que en 1998 era de 35.000 millones de dólares (29.099,8 millones de euros) saltó a 112.000 millones de dólares (93.119,4 millones de euros) en 2020.

"La industria petrolera fue destruida", ha alertado el economista, quien ha contextualizado los datos resaltando que entre 1999 y 2020 la producción de petróleo cayó en un 81 por ciento "atribuible a la debacle de PDVSA".

Guerra ha explicado que estas caídas son visibles desde 2007 y se agravaron a partir de 2014 con las sanciones impuestas al país latinoamericano. Además, ha apostillado que "la política petrolera consistió en extraer recursos de la industria sin invertir"