Publicado 02/08/2020 15:57:05 +02:00CET

Un antiguo aliado de Condé se convierte en el primer candidato opositor a las presidenciales de octubre en Guinea

Guinea.- Un antiguo aliado de Condé se convierte en el primer candidato opositor
Guinea.- Un antiguo aliado de Condé se convierte en el primer candidato opositor - GETTY IMAGES / SEAN GALLUP - Archivo

MADRID, 2 Ago. (EUROPA PRESS) -

Ousmane Kaba, antiguo aliado del presidente de Guinea, Alpha Condé, se ha convertido en el primer candidato opositor a las presidenciales previstas para el 18 de octubre, en las que el presidente podría presentarse a un tercer mandato.

Kaba ha aceptado la nominación del Partido de los Demócratas por la Esperanza (PADES) y ha adelantado que "se opondrá frontalmente al régimen". "Los pesimistas que piensan que el PADES sólo dará credibilidad a unas elecciones perdidas de antemano les decimos que se equivocan", ha señalado.

Así, ha manifestado que el país africano "atraviesa una etapa crítica marcada por las recurrentes crisis políticas, las endémicas crisis económicas y las crisis sociales, que general inestabilidad y debilitan la economía, empujando a millones de personas a la pobreza".

El opositor ha defendido que "la situación económica y sociopolítica del país requiere una reflexión profunda y sin complacencias para que poder identificar estrategias y acciones que permitan lograr una solución justa y consensuada", según ha informado el portal de noticias Guinee News.

"Guinea no tiene hoy una Constitución legítima, dado que fue aprobada en unas condiciones particularmente duras y al margen del Estado de Derecho", ha dicho, sumándose a las críticas contra Condé por el polémico referéndum del 22 de marzo.

El referéndum constitucional, que se celebró junto con las elecciones parlamentarias, fue boicoteado por los principales partidos opositores, quienes denunciaron que el presidente busca abrir la puerta a un tercer mandato a través de estas enmiendas.

Condé anunció el 20 de diciembre un nuevo proyecto de Constitución que le permitiría presentarse a un tercer mandato, a pesar de las movilizaciones populares en contra de esta posibilidad, por lo que la oposición habló de "golpe de Estado constitucional".

Asimismo, la Carta Magna se vio sumida en una nueva polémica en junio cuando el Colegio de Abogados denunció "delincuencia jurídica" debido a las diferencias existentes entre el texto aprobado en el referéndum y el publicado en la Gaceta Oficial.

Por ello, Kaba ha criticado que las elecciones parlamentarias celebradas el mismo día que el referéndum "tuvieron como único objetivo allanar el camino de un tercer mandato que desea y prepara de forma terca el presidente a seis meses del fin de su último mandato".

"Estas elecciones fueron celebradas en una atmósfera de ilimitada hostilidad, brutalidad e intimidación", ha sostenido, antes de afirmar que el Tribunal Constitucional no intervino ante la "falsificación" de la Carta Magna publicado en la Gaceta Oficial.

La votación estuvo marcada por los incidentes violentos que se saldaron con varias decenas de muertos, tras lo que la Fiscalía acusó al Frente Nacional para la Defensa de la Constitución (FNDC), una alianza que aglutina a grupos de la sociedad civil y partidos opositores, de estar detrás de lo ocurrido.

UNA SITUACIÓN POLÍTICA "ALARMANTE"

"Guinea no tiene una Constitución válida y aceptada de forma universal", ha reiterado Kaba, al tiempo que ha indicado que "la situación política es alarmante" y que "los partidos opositores son maltratados, sus acciones completamente limitadas a través de irregularidades y están sometidos a chantajes y brutalidad de todo tipo".

El antiguo aliado de Condé ha manifestado que "como resultado de todo ello, ya no hay un verdadero contrapoder, institucional o político" y que "la consecuencia es el establecimiento de un poder que no se detendrá ante nada para lograr sus objetivos, en violación de la ley e ignorando la vida y el sufrimiento de su población".

Kaba, un economista de 65 años que ha encabezado varios ministerios en el país, fue apartado del partido de Condé, la Asamblea del Pueblo de Guinea (RPG) --donde era una figura influyente-- en 2016 a raíz de sus críticas al mandatario.

El presidente, de 82 años de edad, todavía tiene que anunciar si se presentará a la reelección en los comicios presidenciales, aunque el alto cargo del partido gubernamental Malick Sankhon afirmó que Condé será el candidato de su formación.

El propio Condé manifestó en febrero que "es el partido quien decide" si se vuelve a presentar a las urnas, mientras que en marzo incidió en que "la democracia no es necesariamente la alternancia".

"No entiendo de dónde viene la obsesión por el tercer mandato en Guinea cuando hay jefes de Estado africanos que llevan cuatro o cinco mandatos y son mimados", sostuvo, en una entrevista concedida al diario francés 'Libération'.

El presidente llegó al poder en 2010 tras ganar las elecciones que pusieron fin a dos años de dictadura militar y después de casi un cuarto de siglo de gobierno de Lansana Conté, fallecido en 2008. La oposición denuncia la persecución política lanzada por Condé y la comparan con la represión de Conté.

Contador