Publicado 27/04/2020 17:41:15 +02:00CET

Un antiguo aliado de Gantz anuncia que apoyaría a Netanyahu para evitar que sea primer ministro en la rotación en Israel

Israel.- Un antiguo aliado de Gantz anuncia que apoyaría a Netanyahu para evitar
Israel.- Un antiguo aliado de Gantz anuncia que apoyaría a Netanyahu para evitar - Ilia Yefimovic/dpa - Archivo

MADRID, 27 Abr. (EUROPA PRESS) -

El líder del partido opositor Yeish Atid, Yair Lapid, ha anunciado este lunes que apoyaría al primer ministro, Benjamin Netanyahu, en caso de que decida cancelar el acuerdo de rotación en el cargo para impedir así que lo ocupe Benjamin Gantz, su aliado político hasta que decidiera formar un Gobierno de unidad con 'Bibi'.

Lapid era el 'número dos' de Azul y Blanco, la coalición liderada por Gantz en las últimas elecciones parlamentarias. Ambos habían alcanzado un acuerdo para rotar en el cargo de primer ministro en caso de lograr la victoria, tras una campaña en la que se presentaron con la promesa de no negociar con Netanyahu.

Sin embargo, Gantz anunció por sorpresa que se presentaba al cargo de presidente del Parlamento --algo que logró-- y que iniciaba conversaciones para un Gobierno de unidad con 'Bibi', fracturando Azul y Blanco y provocando la salida de la coalición de varios partidos, incluido Yesh Atid.

Gantz y Netanyahu anunciaron la semana pasada un acuerdo de unidad que contempla que el primer ministro permanezca en el cargo durante 18 meses, momento en el que se lo cederá a Gantz, quien hasta entonces será ministro de Defensa.

Durante los últimos días han surgido dudas sobre si Netanyahu hará efectivo el traspaso de poderes, mientras que Gantz está trabajando con el Likud para aprobar un mecanismo legal que le fuerce a ello. El proyecto incluye una cláusula para una súper mayoría en el Parlamento en caso de que 'Bibi' quiera revocarlo.

En este contexto, Lapid ha anunciado por sorpresa que su partido apoyaría al Likud de Netanyahu en caso de que lo intente, con lo que la mayoría de 74 de los 120 escaños quedaría garantizada, según ha informado el diario 'The Times of Israel'.

"Cuando 'Bibi' quiera cancelar la rotación, y por supuesto no querrá llevarla a cabo, todo lo que tiene que hacer es venir a mí y decir: 'Queremos restaurar estas leyes a su forma original'", ha manifestado. "Diremos que sí", ha zanjado.

En este sentido, ha resaltado que las leyes que se están discutiendo para garantizar la rotación de Gantz como primer ministro son antidemocráticas. "Respetamos la democracia y estas leyes terribles y vergonzosas tienen que ser canceladas", ha argüido.

Lapid se ha mostrado muy crítico con Gantz debido a su decisión de formar un Gobierno con Netanyahu, rompiendo así sus compromisos en el seno de Azul y Blanco y su principal promesa de campaña en las últimas parlamentarias.

RESPUESTA DE AZUL Y BLANCO

Por su parte, Azul y Blanco ha dicho que "si llega el día en el que Gantz tiene que entrar en Balfur (la calle donde está la residencia del primer ministro) y Lapid arrastra a Israel a unas elecciones junto a 'Bibi', no conseguirá superar el techo de votantes (para entrar en el Parlamento)".

El líder de Yisrael Beitenu, Avigdor Lieberman, se ha mostrado también crítico con Lapid y ha dicho que, si hace lo que ha prometido, "salvará a Netanyahu a costa de Gantz". "Espero que lo haya dicho de broma o que haya sido sacado de contexto", ha agregado.

Lieberman había expresado su apoyo a Gantz para formar un Gobierno sin Netanyahu, si bien tampoco se ha opuesto a la formación del citado Ejecutivo de unidad, del que ha quedado excluido.

Por contra, Lapid se ha reafirmado en su postura y ha manifestado que "no tiene intención de salvar" a Netanyahu. "El único que le salvó fue Benny Gantz", ha señalado a través de su cuenta en la red social Twitter.

"Si en un año, tras el coronavirus, tenemos una oportunidad de derrocar al Gobierno, por supuesto que lo haremos", ha prometido, un día después de afirmar que Gantz "no está capacitado" para estar en el poder.

Tras las parlamentarias celebradas el 2 de marzo, las terceras en menos de un año debido a la falta de acuerdo para formar un gobierno, el presidente israelí, Reuven Rivlin, dio el mandato a Gantz debido a que contaba con los apoyos de la mayoría de los parlamentarios, si bien Azul y Blanco tenía menos escaños que el Likud.

A raíz de ello, Netanyahu empezó a abogar por un Gobierno de unidad a causa de la crisis provocada por el coronavirus, lo que finalmente llevó a Gantz a romper sus compromisos y apostar por esta vía, algo criticado entre sus aliados y votantes.