Publicado 20/07/2021 12:02CET

Aplazado hasta el 10 de agosto en Sudáfrica un juicio por presunta corrupción contra el expresidente Jacob Zuma

El expresidente de Sudáfrica Jacob Zuma
El expresidente de Sudáfrica Jacob Zuma - YESHIEL / XINHUA NEWS / CONTACTOPHOTO

MADRID, 20 Jul. (EUROPA PRESS) -

Un tribunal de Sudáfrica ha anunciado este martes el aplazamiento hasta el 10 de agosto del juicio contra el expresidente Jacob Zuma por supuesta corrupción en el marco de una compra de armamento a la empresa francesa Thales a finales de los años noventa.

El tribunal ha indicado que los procedimientos se retomarán entre el 10 y el 13 de agosto tras la petición presentada por la defensa y ha señalado que Zuma volverá a comparecer entonces por videoconferencia desde prisión.

La Fiscalía criticó el lunes que el exmandatario, recientemente encarcelado tras ser sentenciado a 15 meses de cárcel por desacato, ha hecho todo lo posible desde hace diez años para evitar responder a los cargos que pesan contra él.

"Presenta objeciones una y otra vez", dijo el fiscal Win Trengove, manifestó, en el marco de lo que la Fiscalía considera como una "táctica" de sus abogados para retrasar los procedimientos, según ha informado el diario sudafricano 'News 24'.

Los cargos contra Zuma se formularon hace una década, pero fueron aparcados por la Fiscalía de Sudáfrica poco antes de postularse para presidente en 2009. Tras la elección de Zuma, sus oponentes pelearon en una larga batalla legal para restablecer las acusaciones, lo que consiguieron en 2016.

Por su parte, los abogados de Zuma han criticado a la Fiscalía por vincular al expresidente con las manifestaciones y disturbios de los últimos días, que se han saldado con más de 200 muertos y que fueron iniciados por seguidores del exmandatario tras su encarcelamiento.

El actual presidente, Cyril Ramaphosa, dijo la semana pasada que los disturbios de los últimos días fueron "instigados" y "coordinados" y recalcó que las autoridades no permitirán que se "secuestre la democracia". "No permitiremos que la destruyan, es una democracia por la que se ha luchado duro. No permitiremos que acaben con ella", remachó.

Las protestas estallaron después de que Zuma ingresara en prisión después de que el Tribunal Constitucional le condenara a 15 meses de cárcel por negarse a testificar ante un panel de jueces que está investigando los presuntos casos de corrupción en los que estuvo implicado durante sus nueve años de mandato al frente del país.

Zuma se convirtió así en el primer presidente elegido democráticamente en Sudáfrica que es condenado a prisión desde que el Congreso Nacional Africano (ANC) --partido que encabezó entre 2007 y 2017, cuando fue apartado en un consejo interno por su vicepresidente, Ramaphosa-- se hizo con el poder en 1994.

La caída de Zuma tuvo lugar en medio de la indignación popular por el peso de la familia Gupta, de origen indio, en la economía y la política del país africano, acusaciones que fueron recogidas en un informe de la ex Defensora Pública sudafricana --figura equivalente al Defensor del Pueblo-- Thuli Madonsela titulado 'La captura del Estado'.

Contador