Apoyo Crónica C.Rica (1).- Óscar Arias, firme candidato a la Presidencia de Costa Rica

Actualizado 04/02/2006 18:28:30 CET

El ex presidente obtuvo el premio Nobel en 1987 por su labor de pacificación en Centroamérica a través de un plan de paz

SAN JOSÉ, 4 Feb. (EUROPA PRESS) -

El candidato favorito a la Presidencia de Costa Rica es el ex presidente Óscar Arias, del Partido Liberación Nacional (PLN), con un 42,6% de las intenciones de voto, según datos de las últimas encuestas. Arias se muestra seguro de ganar en primera vuelta, puesto que la ley electoral costarricense otorga la victoria al candidato que obtenga el 40% de los votos válidos.

Premio Nobel de la Paz y autodeclarado socialdemócrata, Arias defiende con firmeza algunas de las banderas de la derecha centroamericana, como el Tratado de Libre Comercio (TLC) entre Centroamérica y Estados Unidos y el final del monopolio estatal en telecomunicaciones, energía y seguros.

Sin embargo, el candidato del PLN también pronuncia discursos tradicionales de la izquierda. "En América Latina los ricos no pagan suficientes impuestos", asegura. "Vengo de familia de empresarios... que soy cafetalero, que soy cañero... sí, lo soy, prefiero serlo a ser prestamista", decía ayer.

Sus contrincantes, otros 13 candidatos presidenciales, han destacado ampliamente el hecho de que Arias, como empresario cañero, gozaría de los beneficios del CAFTA al ampliarse la cuota de importación de azúcar hacia Estados Unidos.

El candidato liberal augura el final del monopolio estatal en comunicaciones y abrirlo a la competencia de operadores privados, pero sin privatizar. "Ese monopolio nos ha hecho caer 14 puntos en el índice de competitividad", señaló.

DE LA ALTA BURGUESÍA

Nacido en una familia de la alta burguesía cafetalera, recibió las enseñanzas primaria y secundaria en centros privados de su Heredia natal y de la capital, San José. Estudio en la facultad de Derecho y Ciencias Económicas de la Universidad de Costa Rica (UCR). Además, obtuvo una beca para formarse en la London School of Economics and Political Science (LSE) y en la Universidad de Essex en Colchester, por la que en 1974 obtuvo el doctorado en Ciencias Políticas.

En 1969 se integró en la plantilla de la UCR como docente de su recién perfilada especialidad politológica. En mayo de 1970 es contratado para prestar servicios de asesoría financiera en el gabinete presidencial de José Figueres Ferrer. En diciembre de 1970 fue nombrado vicepresidente de la Junta Directiva del Banco Central de Costa Rica, y en 1971 obtuvo el Premio Nacional de Ensayo por su obra Grupos de presión en Costa Rica.

En agosto de 1972, Arias se convirtió en ministro de Planificación Nacional y Política Económica, puesto que siguió desempeñando a partir de mayo de 1974 en la nueva administración de Daniel Oduber Quirós. En agosto de 1975, pasó a hacerse cargo de la Secretaría de Internacional del PLN y antes de cesar en julio de 1977 en todas sus funciones en el Gobierno, sentó las bases del futuro Plan Nacional de Desarrollo de Costa Rica.

En las elecciones generales del 5 de febrero de 1978, que otorgaron la Presidencia al socialcristiano Rodrigo Carazo Odio, Arias obtuvo su primer mandato popular como diputado de la Asamblea Legislativa en representación de Heredia. En julio del año siguiente fue elegido por sus compañeros secretario general del PLN.

En 1981 abandonó su escaño parlamentario para dedicar todos sus esfuerzos a la campaña para las elecciones del 7 de febrero de 1982, que devolvieron al partido al Gobierno de la mano de Luis Alberto Monge Álvarez, un liberacionista con amplia experiencia ministerial, legislativa y diplomática.

En 1984, con 43 años, se consideró listo para lanzar su aspiración y con el objeto de prepararla renunció a la Secretaría General del partido. Arias se presentó a la Convención del PLN celebrada el 28 de enero de 1985 y se impuso al otro precandidato, Carlos Manuel Castillo Morales, que fuera vicepresidente de la República con Oduber.

EN LA PRESIDENCIA

El 8 de mayo de 1986 Arias tomó posesión de la Presidencia con un mandato cuatrienal, en una ceremonia a la que asistieron nueve mandatarios latinoamericanos, más los vicepresidentes de Estados Unidos, la URSS, Rumanía y Polonia.

El 15 de febrero de 1987 presentó en San José su plan de paz global para la región. El documento, definido por Arias como un "instrumento viable, oportuno y constructivo", proponía la celebración de rondas de negociación de cada gobierno con su oposición interna con vistas a la reconciliación nacional y, si era el caso, un alto el fuego. A raíz de su labor por la pacificación en Centroamérica recibió el premio Nobel de la Paz en 1987.

En 1988, Arias utilizó el dinero del Premio Nobel para establecer la Fundación Arias para la Paz y el Progreso Humano. Se establecieron tres programas bajo el patrocinio de la Fundación: el Centro para el Progreso Humano, para promover la igualdad de oportunidades para las mujeres en todos los sectores de la sociedad centroamericana; el Centro para la Participación Organizada, para promover el cambio en la orientación filantrópica en América Latina; y el Centro para la Paz y la Reconciliación, que trabaja en pro de la desmilitarización y la resolución de conflictos en el mundo en vías de desarrollo.

Arias ha recibido doctorados honorarios de distintas universidades tales como las de Harvard, Washington, Illinois, Oviedo, Franklin y Marshall, Southern Connecticut, Dartmouth, Ithaca, y Quinnipiac, así como de otras prestigiosas instituciones educativas. Ha recibido también numerosos premios, entre ellos el Premio Jackson Ralston, el Premio Príncipe de Asturias, el Premio de la Paz Martin Luther King, el Premio Humanitario Albert Schweitzer, la Medalla de la Libertad de Filadelfia, y el Premio de las Américas.