Publicado 10/06/2020 15:39CET

Argelia/Marruecos.- Marruecos rechaza las acusaciones de Argelia contra su cónsul en Orán en plena polémica bilateral

Argelia/Marruecos.- Marruecos rechaza las acusaciones de Argelia contra su cónsu
Argelia/Marruecos.- Marruecos rechaza las acusaciones de Argelia contra su cónsu - GETTY IMAGES / CARLOS ALVAREZ - Archivo

MADRID, 10 Jun. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno de Marruecos ha rechazado las acusaciones vertidas por Argelia contra su cónsul en Orán tras su salida del país después de la polémica desencadenada por unas declaraciones realizadas en mayo en las que supuestamente tildó a Argel de "enemigo" de Rabat.

El portavoz de la Presidencia, Belaid Mohand Usaid, confirmó el martes que "el cónsul de Marruecos ha abandonado el territorio nacional a demanda de Argelia", antes de agregar que "su actitud sobrepasó todos los límites".

Así, sostuvo que "la actitud del cónsul marroquí no fue sorprendente, dado que era un oficial de los servicios de Inteligencia marroquí", si bien manifestó que "ya se ha pasado página", tal y como recogió la agencia estatal argelina de noticias, APS.

En respuesta, el ministro de Exteriores marroquí, Naser Burita, ha criticado la "extrema gravedad de estas declaraciones" y ha mostrado la "consternación" por las acusaciones por parte de "un representante de una institución que se supone que debe mostrar discernimiento y moderación".

Burita ha resaltado que Marruecos "se pregunta por los verdaderos motivos de esta nueva escalada y la permanente voluntad de Argelia de alimentar un clima de suspicacia que va en contra de todas las normas de buena vecindad", según ha informado la agencia estatal marroquí de noticias, MAP.

De esta forma, ha argüido que si bien Rabat "consideró en primer lugar no reaccionar ante estas afirmaciones irresponsables, a las que está acostumbrado desde hace décadas", finalmente ha decidido rechazar "estas afirmaciones ridículas e infundadas".

"El cónsul general del Reino en Orán es un ejecutivo del Ministerio con una carrera de 28 años, tanto en el servicio central como en varios puestos en el extranjero", ha recalcado, antes de defender la decisión de Rabat de llamar a consultas a su cónsul.

"Tomé la iniciativa de llamar a mi homólogo argelino para decirle que, independientemente de la veracidad de las palabras atribuidas al cónsul, Marruecos decidió convocarle de inmediato", ha desvelado, al tiempo que ha incidido en que ha sido "iniciativa exclusiva de Marruecos, a pesar de que el diplomático desempeñó siempre sus funciones de manera muy correcta y profesional".

Por ello, ha hecho hincapié en que Marruecos "en ningún momento recibió ninguna solicitud formal de las autoridades argelinas para convocar a su cónsul general". "Marruecos siempre optó por el apaciguamiento en sus relaciones con Argelia", ha añadido.

"Para evitar la escalada, incluso se abstiene de comunicar las múltiples provocaciones y ataques de los medios de comunicación ordenados contra Marruecos", ha zanjado el ministro de Exteriores marroquí.

LA POLÉMICA

El Gobierno argelino convocó el 14 de mayo al embajador en Marruecos en el país para protestar por las supuestas declaraciones del cónsul y recalcó que "si se demuestra" que hizo dichas declaraciones, sería "una grave violación" de las normas diplomáticas.

En este sentido, el ministro de Exteriores argelino, Sabri Mukadum, destacó que esta situación "no será tolerada" y argumentó que se trataría de "un atentado contra la naturaleza de las relaciones entre dos países vecinos y dos pueblos hermanos".

Según los medios argelinos, las declaraciones del cónsul marroquí tuvieron lugar durante un diálogo con ciudadanos del país que se habían concentrado en la legación para reclamar su repatriación a causa de la pandemia de coronavirus.

La frontera terrestre entre ambos países, de 1.500 kilómetros de longitud, se encuentra cerrada desde 1994 por la rivalidad entre ambos países, provocada principalmente por el conflicto de la descolonización del Sáhara Occidental.

Argelia apoya en el contencioso al Frente Polisario frente a Marruecos, que ocupó militarmente la colonia española en 1975 a raíz de los Acuerdos Tripartitos, firmados el 14 de noviembre de ese año, que cedían la soberanía del Sáhara español a estos dos países.

Tras una breve guerra, el Frente Polisario expulsó a Mauritania y firmó la paz y el reconocimiento mutuo con sus milicias a las puertas de Nuakchot, pero Marruecos consolidó su control sobre la mayoría del territorio y miles de saharauis huyeron de la represión, miles de ellos a través de la frontera con Argelia.