Argentina acepta oficialmente la mediación de la ONU en el conflicto de las Malvinas

Actualizado 14/02/2012 21:06:50 CET
Conflicto Anglo-Argentino Por La Soberanía De Las Malvinas
Foto: ENRIQUE MARCARIAN / REUTERS

BUENOS AIRES, 14 Feb. (EUROPA PRESS) -

   El Gobierno de Cristina Fernández de Kirchner ha aceptado formalmente este martes la mediación de Naciones Unidas en el conflicto histórico que mantiene con Reino Unido por la soberanía de las islas Malvinas, ha confirmado el Ministerio de Exteriores de Argentina en un comunicado.

   En una carta enviada al presidente de la Asamblea General de la ONU, Nassir Abdulaziz al Nasser, Argentina ha aceptado oficialmente la "buena disposición" de esa organización para "coordinar una solución pacífica" entre ambos países en la disputa por el archipiélago ubicado en el Atlántico Sur, informa la agencia oficial Télam.

   Argentina analizará además "con el mayor interés y atención las iniciativas y sugerencias" que pudiera hacer Al Nasser para contribuir a la solución de la controversia, al tiempo que le solicita "transmitir esta disposición argentina a Reino Unido".

   La misiva firmada por el canciller argentino, Héctor Timerman, recuerda que Buenos Aires "ha reiterado en múltiples ocasiones su disposición a reanudar" las negociaciones con Londres, sin embargo, "se enfrenta a la persistente negativa británica" a cumplir con las disposiciones emitidas por la ONU.

   Argentina reclama a Londres la soberanía de las islas Malvinas, Georgias del Sur y Sándwich del Sur, que Reino Unido se anexionó en 1833. El próximo 2 de abril se cumplen 30 años de la guerra que enfrentó a ambos países y que se saldó con la muerte de 649 militares argentinos, 255 británicos y tres civiles isleños.

   La ONU ha exhortado al Gobierno británico en varias resoluciones a dialogar con Argentina, sin embargo, hasta la fecha no se ha instalado formalmente una mesa de negociaciones.

   Las relaciones entre ambos países han empeorado en los últimos meses a raíz del anuncio de Londres sobre el inicio de los trabajos de exploración de crudo en el archipiélago y de su decisión de enviar un barco de guerra a la islas ubicadas en el Atlántico Sur.