Publicado 14/10/2020 18:05CET

Argentina.- Alberto Fernández descarta una devaluación de la moneda y promete que no se tocarán los depósitos bancarios

El presidente de Argentina, Alberto Fernández
El presidente de Argentina, Alberto Fernández - PRESIDENCIA ARGENTINA - Archivo

MADRID, 14 Oct. (EUROPA PRESS) -

El presidente argentino, Alberto Fernández, ha descartado este miércoles que el peso se devalúe y ha prometido que, si bien el país atraviesa un momento complicado en plena pandemia de coronavirus, el Gobierno "jamás" tocará los depósitos bancarios.

En un discurso ante el Instituto para el Desarrollo Empresarial de la Argentina (IDEA), Fernández ha criticado la gestión económica del Gobierno del expresidente Mauricio Macri y ha afirmado que el contexto actual sí es "favorable" para invertir en Argentina.

Así, ha recordado que la "falta de dólares" se debe a una cuestión "heredada" de anteriores gobiernos. "Claro que tenemos problemas. Hoy mismo estamos enfrentando un problema por la falta de divisas que objetivamente heredamos y por una desconfianza que se crea porque se repiten cosas que objetivamente no son ciertas", ha dicho, según informaciones del diario 'Clarín'.

"Desde los que plantean que se viene una devaluación hasta que nos podemos quedar con los depósitos de la gente. Jamás haría semejante cosa", ha manifestado antes de recalcar que es necesaria una Argentina "que crezca con confianza".

Para ello, ha instado al "trabajo unido para encontrar la salida" a los problemas comunes. "Tenemos muchísimas oportunidades. Porque la Argentina las ofrece y porque el contexto es favorable para las inversiones", ha insistido.

EFECTOS DE LA PANDEMIA

Sobre las consecuencias económicas de la pandemia, Fernández ha aclarado que "nadie ha podido salir indemne del colapso económico" y ha aseverado que "los países que más celebran, celebran haber ganado poquito".

"Eso nos obliga a repensar un mundo que difícilmente vuelva a ser lo que fue. Parece que el virus se va y siempre está volviendo", ha lamentado. "Ahí la tienen a Europa, soportando una segunda ola. Es un virus imperceptible, pero ha tenido la capacidad de llevarse millones de vidas humanas y, además, muchísimas empresas que han dejado sin trabajo a cientos de miles de personas", ha manifestado.

Para el jefe de Estado, la situación actual "hace pensar en un sistema mucho más solidario". "Atravesamos un tiempo que se llamó posmodernismo y la característica fue el individualismo. Garantizarme yo mismo como ser exitoso y despreocuparme por el otro. El exitoso ha sido el que acumulaba fortunas. Y ese sistema llevó a que muy pocos concentren la riqueza y millones y millones distribuyen la pobreza", ha explicado.

En la misma línea que las declaraciones hechas durante las últimas semanas, Fernández ha asegurado que cuando llegó al Gobierno recibió "una Argentina que estaba muy enferma, un país en terapia intensiva".

Contador