Actualizado 17/12/2013 22:34 CET

Las amenazas de huelga policial dejan en alerta tres provincias

Policía en Mar del Plata (Argentina)
MARCOS BRINDICCI / REUTERS

BUENOS AIRES, 7 Dic. (EUROPA PRESS) -

Las amenazas de huelga policial dejan en alerta tres provincias argentinas tras los sucesos ocurridos en Córdoba, donde, tras el acuartelamiento de los agentes exigiendo mejoras salariales, se produjo una ola de robos y saqueos que concluyó con un dramático saldo de una persona muerta, más de 200 heridos --once de ellos graves-- y hasta mil establecimientos saqueados.

Ahora son los policías de las provincias de Catamarca, Río Negro y Neuquén quienes protestan en reclamo de un aumento salarial, como el que finalmente consiguieron los cuerpos de seguridad de Córdoba tras su huelga de dos días, tal y como confirmó el gobernador de la región, José Manuel de la Sota.

En una rueda de prensa celebrada en la Casa de Gobierno, De la Sota explicó que se ha comprometido a subir el salario a los policías desde los 2.500 a los 8.000 pesos mensuales (desde 403 a 1.290 dólares) a cambio de que volviesen al trabajo.

Tal y como informa el diario argentino 'La Nación', en Catamarca la policía provincial ha llevado a cabo este viernes una protesta frente a la Casa de Gobierno. Una concentración que ha acabado con el desalojo de los manifestantes por parte de la Gendarmería desplazada a la zona, quedando, al menos, tres personas heridas.

Por su parte, los policías de Neuquén han iniciado un "paro por tiempo indeterminado" en demanda de un salario mínimo de 12.000 pesos. El gobierno municipal, por su parte, ha asegurado que "está garantizada" la seguridad y confía en que no se repitan hechos como los ocurridos en Córdoba. "Por el momento no ha habido saqueos", destaca el Ejecutivo.

Los agentes de Río Negro también se han movilizado frente al edificio de la Unidad Cuarta de la ciudad de Cipolletti, tal y como detalla el citado diario, donde esperan la llegada del jefe de la Policía provincial, Fabián Gatti, para empezar una previsible negociación.

Otro punto de tensión era el municipio de La Rioja, donde se han registrado diversos robos y detenciones tras el anuncio de huelga de la Policia, que ha sido finalmente desconvocada tras un acuerdo que incluye el incremento salarial que los agentes reclamaban.