Argentina.-Argentina desmiente que esté prevista una reunión con el presidente uruguayo par discutir sobre las papeleras

Actualizado 03/02/2006 18:21:31 CET

BUENOS AIRES (EP/AP)

El Gobierno argentino negó hoy que esté prevista una reunión entre el presidente del país, Néstor Kirchner y su homólogo uruguayo, Tabaré Vázquez, para discutir sobre la construcción en la frontera que ambos países comparten de dos plantas procesadoras de celulosa por parte de las empresas ENCE y Botnia (española y finlandesa) que podrían contaminar el Medio Ambiente.

Consultado por la prensa, el jefe de gabinete Alberto Fernández descartó con un rotundo "no" la posibilidad de que ambos mandatarios se reúnan próximamente para analizar el tema, que ha provocado fuertes tensiones en la relación bilateral entre ambos países.

Fernández negó incluso que esté programada una conversación telefónica entre los presidentes para buscar una solución al conflicto. La posibilidad de un encuentro entre ambos mandatarios había sido planteada ayer jueves por el canciller uruguayo Reinaldo Gargano durante una conferencia de prensa en Brasilia.

Argentina rechaza de plano la construcción de las plantas de celulosa de Botnia y ENCE sobre el Río Uruguay frente a la populosa ciudad argentina de Gualeguaychú, en la provincia de Entre Ríos, por su posible efecto adverso en el ecosistema.

En este sentido, el gobierno argentino advirtió esta misma semana que llevará el caso ante la Corte Internacional de La Haya si Uruguay no cesa en su intención de permitir la instalación de las plantas que le representarán una inversión de 1.800 millones de dólares (1.500 millones de euros), una suma que representaría más del 10% de su PBI.

Mientras, los vecinos de Gualeguaychú anunciaron que reanudarán los cortes en el puente que une esa ciudad con la uruguaya de Fray Bentos, impidiendo toda circulación terrestre entre ambos países.

Ayer, el ingeniero químico uruguayo Ignacio Stolkin acusó a la Dirección Nacional de Medio Ambiente (DINAMA) de Uruguay de desconocer los datos de un informe sobre el efecto que las plantas de celulosa tendrán en la región.

Según esta investigación, elaborado por Stolkin y otros especialistas uruguayos, tras más de un año de producción las plantas "provocarán una incidencia de cáncer de 35 casos al año entre las poblaciones de Gualeguaychú y Fray Bentos, que suman más 110.000 habitantes".