Publicado 20/06/2020 02:50CET

Argentina.- Argentina extiende las negociaciones sobre la reestructuración de su deuda hasta el 24 de julio

Argentina.- Argentina extiende las negociaciones sobre la reestructuración de su
Argentina.- Argentina extiende las negociaciones sobre la reestructuración de su - PIXABAY - Archivo

MADRID, 20 Jun. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno de Argentina ha anunciado este viernes que extenderá hasta el próximo 24 de julio el plazo de las negociaciones sobre la reestructuración de su deuda con los acreedores privados.

Pese a haber tenido que pedir una quinta prórroga de la deuda, las partes se han comprometido a seguir las conversaciones y reanudar el diálogo, aunque todavía no han llegado a un acuerdo firme.

"Argentina y sus asesores pretenden aprovechar esta extensión para continuar con las discusiones y permitirles a los inversores continuar contribuyendo con una reestructuración de deuda exitosa", ha trasladado el Ministerio de Economía argentino en un comunicado.

El Ejecutivo de Argentina ha sostenido que ha mantenido debates con distintos grupos inversores y ha asegurado que una reestructuración de deuda "exitosa" contribuirá a "estabilizar la condición económica actual, mitigando las restricciones a medio y largo plazo sobre la economía de Argentina".

El plazo de las negociaciones entre Argentina y sus acreedores privados para la reestructuración de la deuda del país finalizaba este mismo viernes.

Las negociaciones entre los bonistas y el país sudamericano para reestructurar unos 65.000 millones de dólares (58.000 millones de euros) parecían más cerca a principios de este mes, pero el pasado 17 de junio el principal grupo de bonistas, el Ad Hoc Bondholder Group, en el que se encuentran fondos de inversión como BlackRock o Fidelity, dieron por fracasadas las conversaciones con el Ministerio de Economía y avisaron de que estudiarían "todos los derechos y recursos legales disponibles".

El pasado 22 de mayo, Argentina entró en un 'default' tras el incumplimiento de pago de 503 millones de dólares (449 millones de euros) en tres bonos globales.