Publicado 14/11/2020 22:53CET

Argentina.- Un ayuntamiento argentino da el puesto de trabajo del agresor a una víctima de violencia de género

Manifestación feminista y contra la violencia de género en Buenos Aires, Argentina
Manifestación feminista y contra la violencia de género en Buenos Aires, Argentina - ROBERTO ALMEIDA AVELEDO / ZUMA PRESS / CONTACTOPHO

MADRID, 14 Nov. (EUROPA PRESS) -

El municipio de Santa Rosa, capital de La Pampa, ha convertido en el primero de Argentina en aplicar políticas de reparación con perspectiva de género con una ordenanza por la que se ha incorporado a una mujer en situación de violencia en el puesto del agresor, que a cambio ha sido exonerado

La mujer, Valeria Juárez, ha ocupado el puesto tras ser firme la sentencia por violencia de género impuesta a su expareja, Héctor Fabián Mendoza, en una decisión del Concejo Deliberante de Santa Rosa que "responde a una decisión política asumida por el intendente, Luciano di Nápoli, quien nos propuso una gestión con políticas de género transversales a todo el municipio", ha explicado la directora de Políticas de Género y Diversidad de Santa Rosa, Gabriela Bonavitta, en declaraciones a la agencia de noticias argentina Télam.

"El agente municipal que reciba una sentencia firme por violencia de género será exonerado y la mujer víctima de violencia que así lo requiera, podrá hacer uso de la vacante en el municipio", ha relatado.

Bonavitta ha destacado que esta decisión otorga la posibilidad "de acceder a un empleo estable, partiendo de que estadísticamente las mujeres y disidencias sexuales somos las más perjudicadas en el campo laboral, no accedemos de la misma manera que los varones heteros y hay una desigualdad salarial por igual tarea".

Este "es un paso más de muchos otros que estamos dando para avanzar en eliminar la violencia por motivos de géneros de mujeres y diversidades sexo genéricas, como por ejemplo el avance en la implementación del cupo laboral travesti trans y el incremento del equipo de profesionales, la capacitación permanente y el trabajo articulado con otras áreas del estado", ha argumetnado.

"Aún me cuesta creer lo que estoy viviendo. Tener trabajo y que él esté preso es un contexto inimaginable para mí, después del calvario que me hizo vivir y del que pensé que nunca iba a salir", ha relatado la mujer beneficiaria de la decisión, Valeria Juárez.

"A las mujeres que sufren violencia y muchas me escriben, les aconsejo no aislarse, es lo que ellos quieren. Les digo que pidan ayuda psicológica pero también que busquen amigas, compañeras que las contengan, que busquen las herramientas para reconstruirse, porque es la única manera de salir de un calvario y de sobrevivir", ha añadido Juárez.

Contador