Actualizado 31/01/2011 23:49 CET

Argentina/Brasil.- Rousseff y Fernández afirman que juegan un "papel muy importante" en los derechos de las mujeres

BUENOS AIRES, 31 Ene. (EUROPA PRESS) -

Las presidentas de Argentina, Cristina Fernández de Kirchner, y de Brasil, Dilma Rousseff, han sostenido este lunes en Buenos Aires un encuentro histórico en el que han reconocido que ambas juegan un "papel muy importante" en el avance de los derechos de las mujeres y en la igualdad de género en América Latina.

Tanto Rousseff como Fernández de Kirchner son las primeras mujeres elegidas presidentas mediante el voto en sus respectivos países y de las pocas que han logrado ocupar ese cargo en el continente.

"Es un momento especial porque demuestra que Argentina y Brasil son países con una sociedad desarrollada, capaces de elegir a dos mujeres en sus gobiernos", ha afirmado Rousseff en rueda de prensa conjunta celebrada al finalizar el encuentro en el Salón de las Mujeres del Bicentenario del palacio presidencial.

Rousseff ha reconocido que ambas mandatarias deben ejercer "un papel muy importante en la gestión para avanzar hacia la modernidad y la participación de las mujeres sin que haya discriminación".

La ex guerrillera de izquierdas ha iniciado este lunes una visita oficial a Buenos Aires, su primer viaje al exterior desde que asumió la Presidencia el pasado 1 de enero. Argentina es uno de los socios estratégicos más importantes de Brasil por su intenso intercambio comercial.

En este contexto, Fernández de Kirchner ha destacado la importancia de "profundizar" las relaciones con su vecino del norte. "Creemos profundamente en el crecimiento y en la soberanía nacional que tengan como protagonista la inclusión social", ha afirmado.

Así, la mandataria argentina ha subrayado que el crecimiento económico "siempre es bueno si puede llegar a hombre y mujeres, a través de la educación y el acceso a la vivienda".

"Brasil y Argentina tienen un papel estratégico en la región y representan el gran potencial de desarrollo que América Latina ha conquistado en este momento, por el compromiso político de sus gobernantes que tuvieron la sensatez y el valor" de modificar algunos esquemas políticos en la región, ha expresado por su parte Rousseff.

A este respecto, Fernández de Kirchner ha recordado la labor desempeñada por su fallecido esposo, el ex presidente argentino Néstor Kichner, y el ex mandatario brasileño Luiz Inácio Lula da Silva en la integración de los países del hemisferio.

"Dos hombres que reconstruyeron o constituyeron una relación absolutamente diferente entre ambos países, relación que debe profundizarse", ha aseverado, al tiempo que ha exhortado a "continuar la profundización de la integración productiva entre ambos países".

Por otra parte, Fernández de Kirchner ha aplaudido el "gesto" de Rousseff de reunirse con las representantes de las Madres y Abuelas de Plaza de Mayo, organización a favor del esclarecimiento de los crímenes cometidos durante la dictadura argentina. "Es un gesto que la distingue como mujer, como política, como madre y como sujeto histórico de América del Sur", ha señalado.

Al finalizar el acto, ambas presidentas firmaron varios acuerdos de cooperación y declaraciones conjuntas que abarcan áreas importantes como la economía, los recursos naturales, el intercambio energético y las inversiones públicas, entre otros asuntos.