Actualizado 05/02/2015 10:40 CET

Citan a declarar por la muerte de Nisman a un ex agente de Inteligencia señalado por el Gobierno

Un hombres sostiene una pancarta sobre Alberto Nisman
Foto: REUTERS

BUENOS AIRES, 5 Feb. (EUROPA PRESS) -

   La fiscal Viviana Fein ha llamado a declarar este jueves al ex agente de Inteligencia Antonio 'Jaime' Stiusso, que fue acusado indirectamente por el Gobierno argentino de instigar el homicidio del fiscal Alberto Nisman, con el objetivo de "desestabilizar" a la presidenta Cristina Fernández de Kirchner.

   Según informa el diario 'La Nación', Stiusso tendrá que presentarse ante la Fiscalía a las 11.00 horas o proponer otra fecha. De lo contrario, intervendrá la Justicia, tal y como ha explicado Fein al citado periódico.

Relacionadas

   Fernández Kirchner ha llegado a asegurar que el exdirector general de Operaciones de la Secretaría de Inteligencia (SI) "le plantó datos falsos" a la denuncia que presentó Nisman, en la que acusaba a la presidenta y al canciller, Héctor Timerman, --entre otros funcionarios-- de encubrir a los iraníes sospechosos de llevar a cabo el atentado contra la sede de la Asociación Mutual Israelita Argentina (AMIA) en 1994.

   "Lo usaron vivo y después lo necesitaban muerto. Así de triste y terrible", dijo Fernández de Kirchner, en una velada alusión a determinados miembros de los servicios de Inteligencia argentinos. Poco después, la mandataria ordenaría la disolución de la Secretaría de Inteligencia.

   El pasado lunes, Stiusso también fue denunciado por el legislador porteño Gustavo Vera por enriquecimiento ilícito, lavado de dinero, tráfico de influencias y cohecho. Estos delitos los habría cometido a través de las empresas que habría formado junto a otros presuntos agentes de la antigua SIDE mientras ejercía funciones en ese organismo, según añade 'La Nación'.

   En diciembre del año pasado, el Gobierno desplazó de su cargo a Stiusso para nombrar al entonces secretario de Presidencia, Oscar Parrilli, al frente de la Secretaría de Inteligencia. El ex agente había colaborado durante años con Nisman en su investigación del atentado contra la AMIA, en el que murieron 85 personas.