Argentina.- La Corte Suprema se pronunciará antes de fin de año sobre la pesificación de los depósitos en Argentina

Actualizado 29/11/2006 21:32:04 CET

BUENOS AIRES, 29 Nov. (Del corresponsal de EUROPA PRESS Rafael Saralegui) -

La ministra de la Corte Suprema de Justicia, Carmen Argibay, dijo hoy que la intención del máximo tribunal del país es dictar antes de fin de año un fallo sobre "la pesificación" de los depósitos dispuesta por el Gobierno transitorio del presidente Eduardo Duhalde en 2002.

Miles de sentencias dieron la razón a las peticiones de ahorradores cuyos depósitos en dólares habían sido pesificados, pero la Corte nunca llegó a pronunciarse sobre el tema, fundamentalmente por la falta de acuerdo de sus integrantes.

La iniciativa del Gobierno del presidente Néstor Kirchner de reducir el número de miembros de la Corte permitiría llegar a un fallo. La Corte es un tribunal colegiado y los fallos deben sancionarse por la mayoría de los votos de sus integrantes.

En la actualidad, en la Corte hay siete jueces y hay dos vacantes no fueron cubiertas. El Gobierno presentó un proyecto en el Congreso para reducir el número de jueces del alto tribunal a cinco integrantes, como fue su composición histórica.

El proyecto establece que hasta llegar a cinco jueces, por la renuncia o fallecimiento de dos de sus integrantes, los fallos deberán contar con al menos cuatro votos. Según la composición actual, del máximo tribunal, ya habría cuatro jueces dispuestos a votar de la misma forma.

En declaraciones a la agencia Télam, Argibay adelantó que se buscará alcanzar "una sentencia que tenga unidad en la resolución y en los fundamentos", en lo que sería el primer pronunciamiento de la Corte sobre esa cuestión.

Durante el Gobierno de transición del peronista Duhalde, se declaró el fin de la convertibilidad, se devaluó la moneda local y se ordenó que todos los depósitos bancarios realizados en dólares fueron convertidos en depósitos en pesos.

La pesificación de los depósitos generó que se presentaran en la Justicia más de 300.000 acciones de amparo, frente a las cuales los jueces ordenaron a los bancos devolver depósitos por unos 23.000 millones de pesos, según hoy reseña el diario argentino 'La Nación'.