Actualizado 27/10/2011 22:04 CET

Cristina Fernández acude a la ceremonia del traslado de los restos de su marido a su mausoleo

BUENOS AIRES, 27 Oct. (EUROPA PRESS) -

La presidenta de Argentina, Cristina Fernández de Kirchner, ha acudido este jueves a una ceremonia por el traslado de los restos de su marido, Néstor Kirchner, que falleció hace ahora un año, a un mausoleo en la localidad de Río Gallegos, en el sur de Argentina.

Fernández ha estado acompañada por sus hijos, Máximo y Florencia, en una ceremonia "íntima y privada". Por parte del Gobierno, han acudido el jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, y el secretario de Legal y Técnica, Carlos Zannini. Varios líderes y simpatizantes de la presidenta aguardaban a las afueras del cementerio, según el diario 'Clarín'.

El mausoleo podrá visitarse a partir de esta tarde de manera totalmente pública. La construcción del monumento fue financiada por el empresario Lázaro Báez, amigo íntimo de la familia.

Varios actos populares recuerdan este jueves a Kirchner por toda Argentina, pero la mayor parte se celebran en el municipio de Río Gallegos, su localidad natal. El marido de Fernández ha sido muy mencionado en los discursos que ha dado la presidenta durante el último año. Tras la arrolladora victoria de Cristina en las elecciones del domingo, en las que fue reelegida por el 54 por ciento de los votos, Kirchner estuvo muy presente con imágenes y vítores de los simpatizantes.

El expresidente, que murió a los 60 años de un infarto al corazón, sigue manteniéndose como una figura muy respetada en Argentina. Durante su mandato, Argentina volvió al crecimiento económico tras la dura crisis de 2001-2002 y consiguió que muchos militares se enfrentasen a la justicia por los delitos cometidos durante la dictadura (1976-83).

En el último año, varios aeropuertos y calles de toda Argentina han sido renombrados con el nombre de Néstor Kirchner. En un caso curioso, el fallecido aparece en varios carteles desplegados por Buenos Aires vestido como El Eternauta, un héroe de cómic que viaja por el mundo durante toda la eternidad.