Publicado 25/10/2021 21:55CET

Argentina.- Desestiman la petición del expresidente argentino Macri para recusar al juez que le investiga por espionaje

Archivo - El expresidente de Argentina Mauricio Macri
Archivo - El expresidente de Argentina Mauricio Macri - Patricio Murphy/ZUMA Wire/dpa - Archivo

MADRID, 25 Oct. (EUROPA PRESS) -

El presidente de la Cámara Federal de Mar del Plata, Alejandro Tazza, ha denegado este lunes la petición de recusación planteada por el expresidente Mauricio Macri contra el juez del caso de espionaje ilegal en el que está involucrado, a quien ha acusado de parcialidad.

De esta forma, el tribunal ha rechazado celebrar una audiencia en la que se resuelva si el magistrado, Martín Bava, continúa con la investigación sobre el espionaje a los familiares de los 44 tripulantes del submarino ARA San Juan, informa 'Página 12'.

El tribunal, que ya ha procesado a altos cargos que estaban al frente de la Inteligencia argentina durante el Gobierno de Macri, busca determinar si bajo su mandato se buscó controlar los movimientos de los familiares de las víctimas a través de la Agencia Federal de Inteligencia entre finales de 2017 y diciembre de 2018.

Macri ha sido citado a declarar en dos ocasiones por Bava, ambas postergadas hasta finalmente fijar el próximo día 28 como el definitivo. El expresidente ha acusado al magistrado de "prejuzgamiento y temor fundado de parcialidad".

Al exmandatario se le imputan seis presuntos hechos delictivos por toma de fotografías, búsquedas en redes sociales, seguimientos, infiltraciones en marchas y testimonios, actuaciones que según el juez no guardaban relación con la seguridad del presidente sino que se trataban de tareas de "inteligencia ilegal" que buscaban controlar las protestas e influir en la opinión pública frente a las demandas de los familiares de los tripulantes del 'ARA San Juan' pidiendo medios para encontrar a sus los militares.

La última comunicación con el 'ARA San Juan' fue durante la mañana del miércoles 15 de noviembre de 2017, mientras navegaba en el golfo de San Jorge rumbo a mar del Plata con 44 personas a bordo, cuando la nave informó de que realizaría una inmersión para que descansara la tripulación tras el esfuerzo de navegar en superficie en medio de una tormenta. Un año después, el 11 de noviembre, el submarino fue encontrado sin supervivientes.