Actualizado 23/08/2006 0:23:40 CET

Argentina.- El ex presidente Alfonsín descarta que su partido se rompa pero reconoce que atraviesa "un momento difícil"

BUENOS AIRES, 22 Ago. (Del corresponsal de EUROPA PRESS Rafael Saralegui) -

El ex presidente Raúl Alfonsín (1983-1989) reconoció que la Unión Cívica Radical (UCR) atraviesa "un momento difícil" pero descartó la posibilidad de que se produzca la ruptura del partido que lo llevó a la Presidencia con el regreso de la democracia en Argentina.

"Podrá haber bajas, pero nada más", dijo Alfonsín en declaraciones a la prensa realizadas en la provincia de Entre Ríos, cuando se le preguntó sobre la difícil situación que atraviesa su partido, que se haya virtualmente dividido.

Cuatro gobernadores y un centenar de alcaldes de diversas ciudades del interior del país se han alineado con el presidente Néstor Kirchner y no descartan realizar una alianza para los comicios del año próximo.

Mientras tanto, un grupo de dirigentes encabezados por el propio Alfonsín impulsan la candidatura del ex ministro de Economía Roberto Lavagna al frente de un abanico opositor para las elecciones presidenciales de 2007.

Alfonsín aseguró que durante la convención del partido que se realizará el próximo fin de semana en Rosario "no se hablará de la candidatura de Lavagna, pero sí de un pronunciamiento programático y de la mejor forma de concretar una coalición".

El ex presidente radical calificó a Lavagna como "un hombre de centro progresista que en la época de Duhalde nos sacó del pozo y en el Gobierno de Kirchner actuó con dignidad frente al Fondo Monetario Internacional (FMI) y realizó un canje espectacular de la deuda".

Dijo que el ex ministro de Economía "será un gran candidato", aunque aún Lavagna no anunció formalmente su candidatura, ya que dijo que este año debe ser utilizado para diseñar programas y estrategias.