Actualizado 13/05/2013 19:50 CET

Argentina.- Exvicegobernador denuncia que los Kirchner construyeron una bóveda en casa para guardar dinero de comisiones

El arquitecto que diseñó la residencia de Calafate confirma que tiene

un espacio para una caja fuerte

BUENOS AIRES, 13 May. (EUROPA PRESS) -

El arquitecto Antonio Cañas, que construyó el domicilio personal del expresidente argentino Néstor Kichner y la actual mandataria Cristina Fernández, ha denunciado la construcción de una bóveda para ocultar una caja fuerte, que, según el ex vicegobernador de Santa Cruz Eduardo Arnold, serviría para guardar el dinero conseguido por el pago de comisiones ilegales de empresarios, ha informado el canal de televisión privado El Trece.

La vivienda, situada en Calafate, en la provincia de Santa Cruz (sur), tendría una bóveda en el sótano construida especialmente para guardar una caja fuerte a petición de Kirchner, aunque fue Ricardo Barreiro, uno de los empresarios relacionados con el matrimonio, quien intercedió ante tal petición.

La secretaria personal del expresidente argentino, Miriam Quiroga, denunció la semana pasada la presencia de bolsas de dinero en la Casa Rosada, que serían parte de los pagos de empresarios para realizar negocios al abrigo del exmandatario. Según Quiroga, las bolsas de dinero se enviaban por avión a la residencia personal del expresidente en Santa Cruz.

Cañas explicó al canal de televisión El Trece que la única reforma que realizó en los planos de la vivienda fue la construcción de esa pequeña bóveda en una estancia que estaría protegida por una puerta blindada.

El ex vicegobernador de Santa Cruz Eduardo Arnold (1991-1999), que estuvo con Kirchner en la primera etapa de éste como gobernador (1991-2003), ha asegurado que el expresidente compró varias cajas fuertes y que la propia mandataria le contó cuál era su destino.

"Cuando me entero que habían desguazado el Banco Hipotecario y él (Kirchner) había comprado las cajas, me di cuenta que tenían ese destino", aseguró Arnold, antes de aclarar que en la nueva estancia el exmandatario decidió guardar el dinero de comisiones ilegales dadas por empresarios de su entorno.

El Gobierno de la presidenta argentina, Cristina Fernández, se ha visto envuelto en diferentes escándalos acerca de una red de empresarios de la etapa en la que su marido estuvo en el poder (2003-2007) que habrían blanqueado dinero con el conocimiento de Kirchner y conseguido contratos públicos sin ningún concurso a cambio de comisiones.