Publicado 16/09/2021 18:04CET

Argentina.-Fernández afirma que "no es tiempo de disputas" tras la crisis de Gobierno desatada por la debacle electoral

Archivo - El presidente argentino, Alberto Fernández.
Archivo - El presidente argentino, Alberto Fernández. - Manuel Cortina/SOPA Images via Z / DPA - Archivo

MADRID, 16 Sep. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Argentina, Alberto Fernández, ha señalado este jueves que "no es tiempo de disputas", sin precisar si aceptará las renuncias de hasta cinco de sus ministros y otros cargos de la Administración que han puesto a disposición del mandatario sus cargos tras la debacle electoral de las primarias.

"La coalición de Gobierno debe escuchar el mensaje de las urnas y actuar con toda responsabilidad. Debemos hacerlo, y lo haremos, para asegurar que se satisfagan las necesidades de nuestro pueblo", ha explicado Fernández a través de su cuenta de Twitter, donde también ha precisado que "el mayor desafío" es "continuar el proceso de reactivación ya iniciado, promover el empleo y garantizar la educación y la salud de nuestro pueblo".

"La gestión de Gobierno seguirá desarrollándose del modo que yo estime conveniente. Para eso fui elegido. Lo haré llamando siempre al encuentro entre los argentinos", ha precisado, reforzando la idea de que continuará "garantizando la unidad del Frente de Todos".

Tras los resultados de las elecciones primarias, abiertas, simultáneas y obligatorias (conocidas como PASO), el mandatario ha agradecido el apoyo de gobernadores, intendentes, dirigentes del movimiento obrero y de la ciudadanía, mientras que ha valorado "el gesto de las organizaciones sociales" y de todos los que le han manifestado "su afecto" a través de movilizaciones.

No obstante, ha matizado que prefiere que "toda esa fuerza que implica una movilización de esa magnitud se canalice para construir la épica militante que ayude a los argentinos y argentinas a desentrañar el dilema" planteado en las elecciones legislativas de noviembre.

El miércoles, un grupo de funcionarios del Gobierno argentino, afines a la vicepresidenta, Cristina Fernández de Kirchner, ofrecieron su dimisión, algo sobre lo que el presidente todavía no se ha pronunciado en referencia a si aceptará o no estas renuncias, que provocaron una reunión en la Casa Rosada de la que no han trascendido conclusiones por el momento.

Tras el batacazo en las PASO, que definirán quiénes serán los candidatos que competirán por los escaños del Congreso en los comicios del 14 de noviembre, el presidente ha prometido redoblar los esfuerzos de cara a los comicios legislativos convocados en noviembre, "con el compromiso y la fuerza de siempre para satisfacer las necesidades que no se han satisfecho".