Actualizado 27/01/2006 19:28:50 +00:00 CET

Argentina.- El Gobierno crea un registro de exportadores de carne con el fin de que los empresarios congelen sus precios

BUENOS AIRES, 27 Ene. (Del corresponsal de EUROPA PRESS Rafael Saralegui) -

El Gobierno argentino creará un registro de exportadores de carne vacuna con el objetivo de hacer bajar el precio del producto, según informó la ministra de Economía, Felisa Miceli, durante una rueda de prensa en la Casa Rosada, sede del Ejecutivo.

Acompañada por el jefe de gabinete, Alberto Fernández, Miceli dijo que la decisión de crear un registro de exportadores busca "favorecer el abastecimiento de carne a los hogares argentinos a precios accesibles".

La representante gubernamental realizó el anuncio cuando el Gobierno del presidente Néstor Kirchner lleva adelante una fuerte negociación con los productores de carnes en Argentina, que se niegan a mantener congelados los precios de los principales cortes de carne durante un año.

Esa iniciativa es parte de la ofensiva del Gobierno para frenar la inflación, que en 2005 llegó a un 12,3%. Varios sectores de la economía argentina, entre ellos lácteos, alimentación o artículos de limpieza, accedieron mantener sus precios congelados.

"Estamos anunciando la creación de un registro de exportadores de carne para obtener un permiso de exportación orientado a articular la demanda internacional con la demanda interna garantizando el abastecimiento a precios aceptables", explicó Miceli.

La ministra dijo que el precio de la carne subió en Argentina "un 165% desde la devaluación hasta el presente; los precios minoristas aumentaron el 74%, es decir, que el precio de la carne aumentó más del doble que el índice general".

Miceli advirtió de que el Gobierno podría elevar la tasa de las exportaciones e carnes, llamadas retenciones, sino bajan los precios. "El Gobierno tomará las medidas, esa puede ser una de ellas (la subida de las retenciones) en el futuro, atendiendo a lo que ocurra en el mercado en los próximos días. "Y por supuesto no hablamos de reducción de retenciones en ningún caso", acotó.

"No puede ser que el precio internacional de los bienes que se consumen en la Argentina fijen el precio interno (...) porque los argentinos ganamos en pesos y consumimos en pesos", agregó la ministra al referirse al aumento en el precio de la carne.