Actualizado 14/06/2013 19:36 CET

Argentina.- El Gobierno reconoce el retraso de 50 años en la red ferroviaria argentina, pero defiende su trabajo

BUENOS AIRES, 14 Jun. (EUROPA PRESS) -

El ministro del Interior y Transportes de Argentina, Florencio Randazzo, ha reconocido el retraso de medio siglo que sufre la red ferroviaria en Argentina y ha asegurado que el Ejecutivo está trabajando "muchísimo" para actualizar el transporte por tren tras la muerte de tres personas en un nuevo accidente en Castelar, en el cono urbano de Buenos Aires.

El accidente, que también dejó en total 315 heridos, se produjo a primera hora de la mañana del jueves, cuando un tren embistió a unos 62 kilómetros por hora a otro convoy que se encontraba parado en la vía en el mismos sentido. Los dos estaban llenos de pasajeros.

Las autoridades se centran ahora en investigar las causas, para lo cual han visitado la zona el fiscal Sebastián Basso y el juez federal Jorge Rodríguez, que han ordenado como primera medida requisar las grabaciones de las cámaras de seguridad. De momento, las autoridades argentinas han detenido a cuatro personas --dos maquinistas y dos de sus acompañantes-- por el choque de estos dos trenes como sospechosas de un delito de "estrago doloso seguido de muerte".

El Ejecutivo se ha empeñado en separar este nuevo siniestro de la tragedia de la Once, el accidente ferroviario ocurrido en Buenos Aires en febrero de 2012 y en el que murieron 51 personas, que ha provocado una cascada de dimisiones en el Gobierno de la presidenta, Cristina Fernández.

Randazzo ha indicado que "pudo haber un accidente, porque hay accidentes todos los días", pero "no es lo mismo que lo que pasó hace un año". "Es necesario aclarar que la máquina fue totalmente reparada. La documentación que certifica esto la entregue a los periodistas y a la justicia y hay verificaciones de cada uno de los coches de la formación", ha asegurado.

Sin embargo, el ministro de Transportes ha reconocido el mal estado de la red ferroviaria --"es una materia pendiente"--, pero ha defendido su labor. "Tengo la tranquilidad de conciencia de que desde el primer día que asumí esta responsabilidad trabajé intensamente todos los días, muchísimas horas", ha asegurado. "No nos pidan que en un año cambiemos lo que no se hizo en 50", ha comentado.

Randazzo ha asumido toda la responsabilidad en una entrevista con Radio Mitre, pero ha reiterado que "las cosas no se cambian de un día para el otro". "Hemos hecho cambios concretos, siento impotencia cuando se dice que no hemos hecho nada, porque es falso", ha añadido.

La presidenta argentina confesó ayer que sentía "mucha bronca e impotencia, porque la verdad es que estamos poniéndole todo en inversión, tiempo y recursos humanos". Fernández manifestó su "solidaridad" y "acompañamiento" a las víctimas y sus familias. "Estas cosas nos duelen a todos los argentinos", añadió.