Actualizado 21/09/2007 19:52 CET

Argentina.- Irán advierte que si Argentina les acusa del atentado contra la AMIA entenderá que está a favor de la guerra

BUENOS AIRES, 21 Sep. (Del corresponsal de EUROPA PRESS Rafael Saralegui) - .

El encargado de Negocios de Irán en Buenos Aires, Mohsen Baharvand, advirtió hoy que si el presidente Néstor Kirchner acusa a Irán ante la Asamblea de las Naciones Unidas de ser el responsable del atentado contra la sede de La Asociación Mutual Israelita Argentina (AMIA), "muchos países entenderán que Argentina está a favor de la guerra".

El cargo diplomático de Baharvand representa la máxima autoridad de Irán en Buenos Aires, desde que ese país fue acusado por la Justicia argentina de ser el responsable del atentado

contra la mutual judía, ocurrido en 1994,y donde murieron 85 personas.

"Este es un año en el que va a haber muchas tensiones en la Asamblea General. Para nuestro país, esta asamblea es muy importante ya que va a mostrar qué países están a favor o en contra de la guerra; qué países están a favor o en contra de Irán. Es posible que, en caso de que el presidente Kirchner acuse a Irán, muchos países interpretarán que Argentina está a favor de la guerra", dijo el diplomático al diario Clarín.

El juez argentino Rodolfo Canicoba Corral pidió la captura internacional de varios ex funcionarios de Irán a quienes acusa de haber organizado y ordenado el atentado contra la sede de la mutual judía AMIA, situada en el centro de Buenos Aires, y destruida por un coche bomba.

Kirchner viaja este fin de semana a Nueva York para pronunciar su último discurso como presidente ante la 62ª Asamblea General de la ONU y los dirigentes locales de las principales organizaciones judías argentinas le pidieron que cuestione a Irán por su falta de voluntad para esclarecer el ataque.

"Reclamamos que se tomen las medidas diplomáticas que correspondan frente a Irán. Llegó la hora de que el caso AMIA esté en la ONU", reclamó el presidente de la mutual, Luis Grynwald.

"Hasta donde sé, la política exterior entre los dos países mantuvo siempre un equilibrio. Ninguna investigación judicial había tenido tanta influencia en la política exterior argentina. Este expediente, en cambio, la ha influenciado mucho. Este Gobierno observa que se está acusando ante la opinión pública a altos funcionario de mi país, y esto repercute en la relación bilateral", dijo Baharvand.

"Nunca escuché que el Gobierno argentino dijera que no colaboramos. Yo he enviado datos oficiales al Ministerio de Asuntos Exteriores argentino, y si lo desea lo podemos comprobar. Ahora, si nosotros colaboramos y dirán que no lo hacemos, ¿cuál es el sentido de nuestra colaboración?", indicó el diplomático.