Argentina.- Irán califica de propaganda sionista las acusaciones por el atentado contra una mutual judía

Actualizado 27/10/2006 22:45:08 CET

BUENOS AIRES, 27 Oct. (Del corresponsal de EUROPA PRESS Rafael Saralegui) -

El Gobierno de Irán rechazó hoy las acusaciones de un fiscal argentino que pidió la captura de ocho ex funcionarios de ese país, incluido el ex presidente iraní Hashemi Rafsanjani, a quienes responsabilizó del ataque contra una mutual judía en 1994, donde murieron 85 personas, en Buenos Aires.

El portavoz de la cancillería de Irán, Mohammad Ali Hosseini, dijo que el sistema judicial argentino no había presentado evidencia alguna sobre las acusaciones. "Es necesario que las autoridades argentinas basen sus comentarios en evidencias", dijo Alí Hosseini a la radio estatal.

El fiscal Alberto Nissman pidió el miércoles la captura de ocho ex

funcionarios del Gobierno de Irán y de la organización terrorista Hezbollah, a quienes acusó de haber ordenado y organizado el ataque con un coche bomba contra la sede de la Asociación Mututal Israelita Argentina (AMIA), situada en el centro de Buenos Aires.

Hosseini calificó al dictamen del fiscal Nissman y Marcelo Martínez Burgos de "propaganda sionista". El portavoz de la Cancillería de Irán opinó que el anuncio busca desviar la atención pública de los crímenes israelíes en Palestina y Líbano.

El ex presidente Rafsanjani encabeza ahora el organismo que media entre el parlamento y los clérigos que gobiernan el país. Los otros funcionarios acusados son un ex jefe de la inteligencia iraní, un ex canciller, dos ex comandantes de la Guardia Revolucionaria, dos ex diplomáticos y el ex jefe de seguridad Hezbollah.

El fiscal Nissman dijo que la decisión de atacar la sede de la AMIA "fue tomada en 1993 por las autoridades más altas en el Gobierno de Irán". El juez Rodolfo Canicoba Corral dijo que será "muy difícil" arrestar a los ex funcionarios acusados.

En declaraciones a la prensa local, el juez dijo que estudiará el dictamen de 800 fojas del fiscal y luego decidirá si procede a pedir las capturas internacionales de los ex funcionarios iraníes acusados de haber realizado el peor atentado de la historia argentina.