La jueza hace una inspección ocular de la casa de Nisman donde se halló el cadáver

Actualizado 21/01/2015 9:52:08 CET

BUENOS AIRES, 20 Ene. (EUROPA PRESS) -

   La jueza Fabiana Palmaghini ha realizado este martes una inspección ocular en la casa del fiscal Alberto Nisman, que murió el lunes en extrañas circunstancias tras presentar una denuncia contra el Gobierno por encubrir a los supuestos responsables del atentado contra la Asociación Mutual Israelita Argentina (AMIA) en Buenos Aires.

   Palmaghini ha entrado, junto a la Policía Metropolitana, en la vivienda ubicada en el 13º piso de la torre Le Parc, en el barrio de Puerto Madero, en Buenos Aires, para registrar por sí misma el lugar donde fue encontrado el cadáver.

   "Fuimos convocados por la jueza que investiga la causa de la muerte, pero no tenemos precisiones de cuáles fueron las tareas que requirió", ha dicho al diario argentino 'Clarín' un portavoz de la Policía Metropolitana.

   Esta inspección ocular sigue al registro realizado horas antes en el despacho de Nisman, ubicado en el séptimo piso del número 460 de la calle Hipólito Yrigoyen, justo enfrente de la emblemática Plaza de Mayo.

   Este registro se ha efectuado a petición de la fiscal que investiga la muerte de Nisman, Viviana Fein. El objetivo, ha explicado, es requisar cualquier documento que ayude a determinar la causa de la muerte de su colega.

   Entretanto, continúan los interrogatorios al círculo íntimo de Nisman. Se espera que a lo largo del martes Fein entreviste a la madre, la hermana y la ex mujer de Nisman, quienes podrían arrojar luz sobre el estado depresivo que supuestamente padecía el fiscal de la AMIA y que podría apuntalar la versión del suicidio.

   Fein también tiene previsto reunirse este martes con los diez agentes de seguridad que custodiaban las 24 horas del día a Nisman para reconstruir los últimos movimientos de su colega antes de que muriera.

ÚLTIMOS HALLAZGOS

   El cadáver de Nisman fue encontrado de madrugada en el baño de su casa de Buenos Aires con un disparo realizado justo encima de su oreja derecha con una pistola del calibre 22 hallada junto al cuerpo del fiscal.

   La autopsia preliminar sugiere que "no hubo intervención de terceras personas", por lo que Fein se ha aventurado a indicar que "se podría hablar de un suicidio", a pesar de lo cual "se va a investigar si hubo algún tipo de inducción al suicidio a través de amenazas".

   Sin embargo, esta tesis ha quedado parcialmente desmontada porque los expertos no han encontrado restos de pólvora en las manos de Nisman, lo que parece indicar que no disparó ningún arma, al menos, inmediatamente antes de morir.

   Además, el ex presidente de la Delegación de Asociaciones Israelitas Argentinas (DAIA) Jorge Kirszenbaum ha revelado que, entre los numerosos papeles que había en la casa de Nisman, uno de sus familiares pudo ver una nota manuscrita del fiscal en la que indicaba a su empleada del hogar qué comprar el lunes.

DENUNCIA CONTRA EL 'KIRCHNERISMO'

   La muerte de Nisman ha causado una gran conmoción porque se produce una semana después de que el fiscal acusara a la presidenta argentina, Cristina Fernández de Kirchner, y a su ministro de Exteriores, Héctor Timerman, entre otros cargos públicos, de encubrir a los iraníes sospechosos de llevar a cabo el atentado de la AMIA.

   "La señora presidenta ordenó desviar la investigación, abandonó años de un legítimo reclamo de Justicia y buscó librar de toda sospecha a los imputados iraníes, contradiciendo su probada vinculación con el atentado. Decidió fabricar 'la inocencia de Irán'", dijo en un escrito de 300 páginas.

   Así, el representante del Ministerio Público solicitó, además de una declaración indagatoria, un embargo preventivo de los bienes de Fernández de Kirchner y los demás acusados por 200 millones de pesos (19,7 millones de euros).

ATENTADO CONTRA LA AMIA

   El atentado contra la AMIA, que dejó 85 muertos y 300 heridos es el mayor ataque terrorista perpetrado en suelo argentino, a pesar de lo cual sigue sin resolver porque los sospechosos, cinco iraníes entre los que se encuentran el ex presidente Akbar Hashemi Rafsanjani y el ex ministro de Defensa Ahmad Vahidi, nunca han sido interrogados.

   En 2013, los gobiernos de Fernández de Kirchner y Mahmud Ahmadineyad firmaron un Memorando de Entendimiento (MOE) con el objetivo de "destrabar una causa que estaba absolutamente inmovilizada".

   El MOE permitía por primera vez a las autoridades argentinas interrogar a los acusados en el país suramericano del atentado contra la AMIA, algo a lo que la República Islámica se había negado insistentemente.

Para leer más