Actualizado 27/12/2010 22:40 CET

Argentina.- Liberan a Julio Poch, el ex piloto de los "vuelos de la muerte" extraditado desde España

BUENOS AIRES, 27 Dic. (EUROPA PRESS) -

La Sala II de la Cámara Nacional en lo Criminal y Correccional Federal de Buenos Aires ha ordenado este lunes la excarcelación de Julio Poch, quien el pasado mayo fue extraditado desde España acusado de pilotar los aviones de los llamados "vuelos de la muerte", en los que decenas de opositores fueron arrojados vivos al mar.

En el fallo, los jueces Martin Irurzun, Eduardo Farah y Horacio Cattani ordenaron profundizar la investigación sobre la implicación de Poch en estos delitos de lesa humanidad. La liberación obedece a que, desde el pasado 28 de octubre, el juez Sergio Torres, al frente del proceso, no ha emitido "un pronunciamiento de mérito sobre la situación del encausado".

"La situación hasta aquí expuesta conduce a que debamos expedirnos de forma excepcional, revocando la resolución atacada y disponiendo la excarcelación del imputado", expone el fallo divulgado por el Centro de Información Judicial de Argentina.

Los jueces imponen además a Torres "fijar toda otra medida restrictiva que considere pertinente a los fines de asegurar la sujeción del imputado al proceso", así como una "caución de carácter real suficiente" de 150.000 pesos (28.700 euros) para Poch.

El mismo tribunal había anulado el pasado octubre el embargo de 615 millones de pesos (117 millones de euros) contra Poch, cuyo proceso había comenzado el pasado 23 de junio mes y medio después de haber sido extraditado desde España, donde fue detenido por la Interpol.

Poch se encuentra detenido en una cárcel a las afueras de Buenos Aires, tras haber sido extraditado desde España el pasado mes de mayo, y es el principal responsable de los "vuelos de la muerte" en los que cientos de detenidos fueron arrojados mar y el Río de la Plata durante la dictadura (1976-1983).

Las víctimas eran opositores que fueron recluidos en la Escuela Superior de Mecánica de la Armada (ESMA), en el norte de la capital argentina, donde se estima que unas 5.000 personas fueron torturadas por ser contrarios al régimen militar.

Torres también imputó a Poch, de nacionalidad argentina y holandesa, por los delitos de privación ilegal de la libertad y torturas seguidas de muerte, entre otras gravísimas violaciones a los Derechos Humanos.

El ex represor, que vivió en Países Bajos durante dos décadas, fue arrestado en el aeropuerto internacional de Manises, Valencia, el 22 de septiembre de 2009, cuando pilotaba un avión de una aerolínea europea.