Argentina.- Macri gastó más del doble que Fernández en las primarias de Argentina

Publicado 14/09/2019 13:50:22CET
El presidente argentino, Mauricio Macri, votando en las primarias del 11 de agosto de 2019
El presidente argentino, Mauricio Macri, votando en las primarias del 11 de agosto de 2019 - Julieta Ferrario/ZUMA Wire/dpa - Archivo

BUENOS AIRES, 14 Sep. (EUROPA PRESS) -

El presidente argentino, Mauricio Macri, gastó 180 millones de pesos (unos 2,9 millones de euros al cambio actual) en su campaña para las primarias del pasado 11 de agosto, casi el doble que su rival, Alberto Fernández (73 millones de pesos, 1,2 millones de euros), pese a lo cual el 'kirchnerista' obtuvo 16 puntos más de apoyo popular que Macri.

Los datos, publicados por el Ministerio de Justicia, revelan que la partida más importante de la campaña Juntos por el Cambio de Macri fue la de redes sociales y publicidad en Internet (83 millones de pesos, 1,3 millones de euros). En cuanto a aportaciones, la principal vía de financiación de la campaña fueron las contribuciones de empresas.

En el caso del Frente de Todos, de Fernández, los gastos declarados se repartieron principalmente en la impresión de papeletas (19 millones de pesos, 300.000 euros) y en la contratación de agencias de publicidad (13 millones de pesos, 209.000 euros).

El tercero en votos fue Roberto Lavagna, candidato a presidente de Consenso Federal, que gastó 26 millones de pesos (419.000 euros) para su campaña presidencial. Nicolás del Caño, del Frente de Izquierda, desembolsó 35 millones de pesos (564.000 euros) y José Luis Espert pagó 22 millones de pesos (354.000 euros), casi todos financiados con dinero público. Estos números solo contemplan los gastos para la campaña presidencial, pero no incluyen los gastos de las listas de legisladores.

En las elecciones primarias de agosto (PASO), Fernández fue el candidato más votado con un 47,79 por ciento de apoyo, mientras que Macri se quedó en un 31,8 por ciento. Detrás quedaron Roberto Lavagna (8,15 por ciento), Nicolás del Caño (2,83 por ciento), Juan José Gómez Centurión (2,62 por ciento) y José Luis Espert (2,16 por ciento).

Según el diario 'La Nación', para realizar la campaña en redes sociales, el oficialismo apostó por agencias ya conocidas, muchas de ellas contratadas además para hacer la comunicación oficial del Gobierno, lo que según la nueva ley de financiación electoral no constituye una irregularidad.

Las formas más tradicionales de hacer campaña sumaron unos 40 millones de pesos: Juntos por el Cambio invirtió 25 millones de pesos en propaganda en la vía pública y otros 25 millones de pesos en "propaganda gráfica". La impresión de las boletas presidenciales costó 19 millones de pesos.

Juntos por el Cambio gastó 5 millones de pesos en encuestas, otros 1,3 millones de pesos en "asesores de campaña", más 18 millones de pesos en "honorarios de personal de agencias de publicidad": productoras, fotos y videos.

El equipo de Fernández destinó 19.074.226 pesos en la impresión de papeletas. La principal proveedora fue Balbi SA, que se hizo con 6,7 millones de pesos, mientras que el resto se repartió entre otras 16 imprentas. El Frente de Todos contrató a la firma Oruga Films por 13 millones de pesos para la realización de los anuncios publicitarios.

La campaña de Fernández declaró en cero la categoría "propaganda en internet", aunque sí reconoció una inversión de 10 millones de pesos en redes sociales, para la que contrató a Dig Ads. Además invirtió 11 millones de pesos en cartelería; 5 millones de pesos en folletos y 5,6 en actos de campaña.

Fernández tampoco declaró partida en asesores de campaña y solo informó de 1.150.000 pesos en encuestas de opinión. Además, gastó 4,2 millones en medios nacionales y provinciales. La campaña figura financiada casi a partes iguales con fondos públicos y privados.

Para leer más