Actualizado 23/09/2014 21:30:15 +00:00 CET

Menem declara que el accidente en el que falleció su hijo fue un atentado

Ex presidente de Argentina, Carlos Menem
Foto: GETTY

BUENOS AIRES, 23 Sep. (Notimérica/EP) -

   El expresidente argentino Carlos Menem ha declarado este martes como testigo de la muerte de su hijo, quien falleció al desplomarse el helicóptero en el que viajaba, y ha afirmado que los hechos no fueron un accidente sino un atentado.

   El ahora senador se ha adherido "totalmente a la hipótesis de la señora (Zulema) Yoma", su exmujer, quien le acompañó en el momento de la declaración. El juez federal Carlos Villafuerte Ruzo ha informado de que los resultados del estudio sobre la teoría del atentado verán la luz a principios de octubre.

   Menem había sido llamado a declarar porque el escrito que había presentado para testificar sobre la muerte de su hijo había dejado "dudas", según han informado fuentes judiciales al diario argentino 'La Nación'.

   Carlitos Menem murió el 15 de marzo de 1995, durante la segunda presidencia de su padre, cuando el helicóptero que pilotaba cayó en Puerto Esther, en Ramallo, provincia de Buenos Aires. También murió el piloto de carreras Silvia Oltra, quien viajaba como acompañante del hijo del expresidente.

   Las autoridades determinaron que el helicóptero se precipitó porque chocó contra una línea de alta tensión, aunque la exmujer de Menem y madre de Carlitos realizó múltiples denuncias sobre irregularidades en la investigación y solicitó que se tuviera en cuenta la hipótesis de que el helicóptero hubiera sido derribado.

   Este año la polémica se desató cuando la ex amante del fallecido narcotraficante colombiano Pablo Escobar, Virginia Vallejo, manifestó en una entrevista que la muerte de Carlitos estuvo vinculada con el lavado del dinero de la familia del líder del Cartel de Medellín.

   Tras las declaraciones de Vallejo, Yoma volvió a retomar la hipótesis de que la muerte de su hijo fue un atentado y recordó que nunca se realizó una autopsia al cuerpo de su hijo, además de poner en duda que estuviera enterrado en el cementerio. También volvió a insistir en que algunos de los huesos de su hijo fueron cambiados, una acusación que hizo en 1996 y que fue descartada en una necropsia por los profesionales del Cuerpo Médico Forense y de la Academia Nacional de Medicina.