Actualizado 16/11/2006 20:18 CET

Argentina.- El ministro Fernández pronostica el fin inminente y total del conflicto con los trabajadores petroleros

BUENOS AIRES, 16 Nov. (Del corresponsal de EUROPA PRESS, Rafael Saralegui) -

El ministro del Interior, Aníbal Fernández, dijo hoy que "está casi todo "terminado" para solucionar el conflicto de los trabajadores del sector petrolero que ayer provocó la interrupción de la provisión de gas de Argentina a Chile.

"Hay varios actores trabajando: el ministro de Planificación, Julio De Vido, está específicamente en el tema técnico y ya se empieza a regularizar la situación; y el ministerio de Trabajo interviene en los motivos que dieron origen al conflicto", dijo hoy Fernández a la prensa.

Los trabajadores del sector iniciaron una huelga en demanda de que se reduzca el aporte que deben realizar al llamado impuesto a las ganancias, el mismo reclamo que realizaron a comienzos de año y que terminó en violentas protestas en el sur del país en las que un policía resultó muerto.

Más temprano, el ministro de Trabajo, Carlos Tomada, dijo que el conflicto gremial "se resolverá definitivamente en las próximas horas". Ayer, el ministro dictó la conciliación obligatoria en el conflicto, lo que implica la suspensión de la medida de fuerza.

La llave para solucionar el conflicto que afectó a refinerías situadas en las provincias de Santa Cruz y Chubut (en la Patagonia), se solucionó después de la propuesta que hizo la ministra de Economía, Felisa Miceli, para reducir la aportación de los trabajadores al impuesto a las ganancias.

La medida significará un alivio para 17 mil trabajadores petroleros de todo el país, que verán reducido en un 25 por ciento el aporte del impuesto que grava sus ingresos. El salario promedio de un trabajador petrolero es de unos 2.000 euros, muy por encima del salario promedio del resto de los trabajadores.

El conflicto provocó preocupación en el presidente Néstor Kirchner, debido a la interrupción de la provisión de gas de la Argentina a Chile, un tema que provocó algunas tiranteces entre los dos Gobiernos en el transcurso del año.