Actualizado 18/09/2006 20:27:10 +00:00 CET

Argentina.- Organizaciones de Derechos Humanos piden prisión perpetua para el represor Etchecolatz por "genocidio"

BUENOS AIRES, 18 Sep. (EUROPA PRESS) -

Una de las organizaciones de Derechos Humanos argentina que forma parte de la acusación en el juicio que se celebra en la ciudad de La Plata contra el represor Miguel Etchecolatz pidió hoy que se condene al ex jefe policial a prisión perpetua por delitos cometidos durante la dictadura, al pedir que se lo acuse por "genocidio".

La petición fue cursada ante el Tribunal Federal Oral de La Plata que juzga a Etchecolatz por la abogada Myriam Bregman, integrante del Centro de Profesionales de Derechos Humanos, que integra la querella unificada por las víctimas de secuestro y torturas Nilda Eloy y Jorge Julio López y la Asociación de ex Detenidos-Desaparecidos.

"Quedó demostrado que Etchecolatz es penalmente responsable [de los delitos por los que lo juzga el Tribunal]", sostuvo Bregman en alusión a los seis crímenes y dos hechos de secuestro y torturas que se le imputan al ex policía, según informa el diario local 'La Nación', del que se hace eco Europa Press.

La letrada solicitó que se condene a Etchecolatz por el delito de "genocidio", lo que requeriría un cambio de calificación, ya que ese delito no prescribe y prevé la reclusión perpetua como pena máxima. "Lo que se investigó no fueron delitos aislados, no es una sumatoria de crímenes, sino un plan de exterminio sistemático", argumentó.

El tribunal, integrado por Carlos Rozanski, Horacio Isaurralde y Norberto Lorenzo, juzga a Etchecolatz por homicidios calificado de Diana Teruggi, Ambrosio Francisco De Marco, Patricia Graciela Dell'Orto, Elena Arce Sahores, Nora Livia Formiga y Margarita Delgado y secuestros y tormentos sufridos por Nilda Eloy y Jorge Julio López.

En su exposición, la abogada recordó tramos de los testimonios brindados durante el juicio, en los que se detalló el funcionamiento de los centros clandestinos de detención, en sedes policiales o militares, las torturas infligidas y la imposibilidad de muchas víctimas de identificar a sus represores.

Etchecolatz, quien fue director de Investigaciones de la Policía Bonaerense durante la gestión del temido general Ramón Camps en esa fuerza, se convirtió en el primer represor sometido a juicio oral y público tras la anulación de las leyes de Obediencia Debida y Punto Final, dictadas durante el gobierno de Raúl Alfonsín.

No obstante, mientras se sustanciaba este proceso comenzó y terminó otro, el que se siguió al ex policía Julio Simón, alias 'El Turco Julián'. Acusado por el secuestro y desaparición de una pareja en 1978, y por la apropiación de la hija de ambos, el represor fue condenado a 25 años de cárcel.

El año pasado, el represor Etchecolatz fue favorecido con el beneficio de arresto domiciliario que cumplía en la ciudad de Mar del Plata, pero el beneficio le fue revocado al descubrirse que tenía un arma de fuego en su poder, por lo que fue trasladado al penal de Marcos Paz.